miércoles, 14 de noviembre de 2012

Navidad, Navidad… ¡Ya empezamos!

¡Por el amor de Dios, dime que no es verdad lo que he visto!, dime que ese señor que he visto subido a una escalera, colgando una guirnalda y unas bolas de Navidad, es un producto de mi imaginación, un pequeño delirium tremens con el que me castiga ahora el exceso de gintonics que tomé este verano. No puede ser que a principios de noviembre, la Navidad ya vaya queriéndose hacer notar; una cosa es que los supermercados pongan en octubre los restos de turrones del año pasado, y otra muy distinta es que ya se empiecen a ver adornos navideños en las tiendas. No es por nada, sólo porque con eso lo único que consiguen es que para cuando deberías alegrarte de verlos, ya estés hasta el moño de ellos. Es como cuando un chico que te hacía tilín, se pasaba con el tonteo, no se decidía a hacer lo que tenía que hacer; y al final, cuando por fin se lanzaba, tú ya no le veías puñetera gracia.

La única ventaja es que la vida social se empieza a animar en noviembre. Si hace unos años se acumulaban las presentaciones pre-navideñas a mediados de diciembre, ahora empiezan un mes antes.

De toda la vida, cuando se acerca la Navidad, las firmas de joyería y ropa de fiesta organizan saraos para que la gente con posibles vaya preparando sus carteras. Ahora, posibles, lo que se dice posibles, no es que haya muchos, pero esta semana, por lo que pueda pasar, Valentín Herráiz ya ha presentado su colección de fiesta con joyas de Rabat y los joyeros Victoria Cercós y Arguimiro Aguilar han hecho otro tanto de lo mismo.

El desfile de Valentín Herráiz se celebró el jueves en la Sala Myrtus, un edificio blanco y futurista, de líneas sinuosas, del arquitecto Ramón Esteve. Valentín inspiró su colección en la arquitectura de Myrtus y vistió a las chicas con vestidos largos y unas joyas espectaculares de Rabat. Esa noche había una fortuna en joyas, a juzgar por el tamaño y la cantidad de brillantes que se vieron. Una novia con velo antiguo de encaje de Bruselas cerró el desfile y luego hubo catering y Möet a tutiplén. ¡Que no falte de nada! Entre los invitados, Vicen la mujer de Albelda, Cuchita Lluch, Nanda Botella, Amparo López, Esperanza Vila, Irene Jiménez de la Iglesia, Carmen Lladró, Trinuca y Mirella Larraz Roig, Vicente Betoret con su mujer Cristina Aparici, las siempre elegantes Carmen Topete y María Teresa Monsonís, Ramón Esteve y Maite de la Iglesia, los sastres Antonio Puebla y Vicente Moret, y Susana Remohí que presentó el desfile.

No fue el único de la semana. El martes, la directora de Salvatore Ferragamo en Valencia, Mª Angeles Miguel, montó un desfile de lo más mono en el Hotel Astoria. Nada que ver con el anterior, primero porque era de hombre y segundo porque los modelos desfilaban entre los invitados de un modo muy informal. Allí, entre cócteles de Ginger ale y gintonics, los chicos de Carmina Durán, guapos hasta decir basta, iban paseando entre las invitadas: las hermanas Blanca y Laura Fitera, la presidenta de Cecoval Maribel Cosme, la directora de Loewe Amparo de la Concepción, la diseñadora Hortensia Maeso, Esther Barrera, Encarna Roig, que dentro de nada abrirá Acosta en la plaza del Patriarca, justo donde estaba Cavalli. Y menos mal que entre tanta chica, también había algún chico que otro, como el diseñador Ramón Gurillo con un grupo de amigos, Ragel Beltrán y Hector Alegre.

Por lo demás, la vida social valenciana sigue girando en torno a las cenas benéficas. El viernes fue la de AVAPACE, que cumple cuarenta añitos. Su presidenta, María Dolores Ibarra, recibió a más de 300 invitados a la cena, entre ellos la Alcaldesa Rita Barberá, el alcalde de Bétera, Germán Cotanda, la directora General de Bienestar Social, Pilar Collado, Sebastián Carpi, Salvador Navarro, presidente de la CEV, Luis Javier Herrero, Francisco Segura, Pilar Nieto, Luis Clavel, Aita Guillén y Carlos Escolano… Ah, y la semana que viene tenemos otra cena benéfica, será el 15 a beneficio de Aspanion y con desfile de zapatos de Laura Bracho.

3 comentarios:

El Jardín de Mamá Ana dijo...

Hola Begoña, Navegando por la red, te hemos encontrado y nos hemos llevado una alegría al ver nuestra decoración en el desfile de Salvatorre Ferragamo. Mi nombre es Carmen del estudio El jardín de mamá Ana. www.eljardindemamaana.com.. ¿Que bien?.

Begoña Clérigues dijo...

Hola Carmen, quedó muy chula la decoración, besos!

moda mujer dijo...

Justo lo que estaba buscando para un trabajo que estoy preparando.

Besos