lunes, 27 de enero de 2020

¡No sin mi grupo!

Los grupos de whatsapp son la versión moderna de las vecinas que se sentaban a la puerta de casa a charrar mientras sus maridos pasaban la tarde en el casino jugando al chamelo. Nosotras compartimos la vida entera: fotos de los niños, excursiones, artículos interesantes y hasta la ropa que nos vamos a poner. Los chats de ellos son más limitados: básicamente publican fotos de señoritas con poca ropa, chistes que sólo ellos entienden, futbol o fotos de la paella que cocinaron el domingo, el único día de la semana que lo hacen.
Las integrantes de la Orden del Querer Saber, que preside Marisa Marín, mantienen varios chats en los que están en contacto todo el día. Comparten viajes, noticias, felicitaciones e incluso las previsiones del tiempo. Si alguna tiene algún familiar hospitalizado, las demás se interesan y dan muestras de apoyo y de cariño. El grupo está muy unido y se reúne una vez al mes para verse y escuchar una conferencia. La última fue hace unos días. Juan de Dios Vargas les habló sobre criminología y casos policiales de lo más sorprendentes.


Muchos se quejan de los chats pero lo cierto es que facilitan mucho la vida social. Gracias a ellos, el club Moddos informa a sus socios de cada una de las actividades: a los que les gusta la cultura, culturalia; los que prefieren la lectura, lecturalia; y los amantes de la gastronomía, Degustalia. Este último grupo es el más reciente, lo dirige el crítico gastronómico Pedro García Mocholí y se reúne una vez al mes para comer y beber. El martes tuvieron su primera cita; el grupo cenó en un mejicano, bebió margaritas y comió guacamole. Compartieron mesa Carlos Salazar, Lluís Nadal, Jose Dolera, Aurora Reig, Guillermo Martorell, Antonio Llombart, Nacho Carrión, Luis Lluch, Laurence Lemoine, Mª Dolores Pérez Lis, Mamen Puchades, Mercedes Paredes, José Vicente Tello, Eva Mengod, Cristina Pérez Broseta, Mª José Murgui, Mª Dolores Enguix, Inma Monedero -que estuvo hace unos días en Madrid en el desfile de la diseñadora de joyas Rosa Sempere-, Juanjo García-Rivera, Santiago Castell, Reme Hidalgo, Marcelo Soto, Julia Pérez Broseta, Mª Ángeles Varvaró o Juan Antonio Murgui. El de Moddos no es el único grupo gastronómico. Javier Monedero mantiene uno llamado Cuchara de plata eminentemente masculino.

Las nuevas tecnologías también permiten a las familias estar más unidas. Por ejemplo, la familia Galbis, muy conocida en Valencia, consiguió reunir hace poco a 79 familiares de los 7 hermanos Galbis, con todos sus hijos y nietos para el cumpleaños de la matriarca Carmen Córdova. La cita fue en el Palau de les Arts y estuvieron los hermanos Rafa, Merche, Manolita, Amparo y Chelo Galbis junto a Carmen Córdova, viuda de Agustín Galbis. Sólo faltó María, que no pudo ir porque vive en Mallorca.
Por whatsapp también llegan las invitaciones para los estrenos de teatro y las citas culturales. Esta semana se estrenó en el Olympia Mujer de Rojo sobre fondo gris, con un José Sacristán inmenso despidiéndose de los escenarios. Al finalizar la función el actor agradeció los aplausos añadiendo que, “por favor, la próxima vez vengan tosidos de casa”. Genio y figura.

Y el jueves también volvieron las inauguraciones de arte, después del parón navideño. Sara Joudí abrió temporada en Shiras con obra de Rafael Armengol. No se lo perdió el artista Horacio Silva, María José Albert, Coté Soler, Javier Martínez Rubio, Pilar Millán, el crónista Yeray de Benito, Angel Villanueva y Laura Gallego, José Cosme con su madre Presen Rodríguez y la artista Blanca Marí, que está preparando exposición en Madrid comisariada por Vicente Colom.

lunes, 20 de enero de 2020

¡A salir de casa!


¡Qué pereza da salir en enero! Llegas a casa después de un día de trabajo, te pones el pijama y te acomodas en el sofá viendo tu serie favorita tapada con una mantita. Entonces te llama una amiga para salir y piensas: “Uff, con el frío que hace, ahora tengo que ponerme medias y tacones con lo bien que se está en pijama, ¡quita, quita!”. Lo malo es que quedarte en casa tampoco es la solución. Cuando llevas un par de días así, acabas comiéndote las galletas de chocolate híper mega calóricas de tus niños y riñendo a tu Pepe por cualquier tontería.
Hay que salir, chicas. Como decían nuestras abuelas, contra la pereza diligencia. Más de una lo ha llevado a rajatabla esta semana y se ha lanzado a la calle contra viento y marea al grito de: ¡A Dios pongo por testigo que nunca más volveré a quedarme en casa!
El grupo de amigas formado por Isabel Aliño, Patricia de la Viña, Carola Alegría, Regina García, Verónica Jordá, María Gómez-Polo, Adriana Blay, Juana Camps, Boña Camps y Eva Alapont quedó a comer en la terraza del Ateneo -¿quién dijo frío?- en una convocatoria que organizó Fernando Aliño sólo para mujeres. Ellas, que son todas más estilosas que ni sé, se vistieron de negro con tocados y lentejuelas de María Gómez Polo para dar un toque de glamour a la cita. ¡Me encanta!

No fueron las únicas que pusieron al mal tiempo buena cara. La nutricionista Elisa Escorihuela tuvo la genial idea de celebrar su cumpleaños en el jardín botánico, a las ocho de la tarde y con diez grados y bajando, ¡las chicas somos así de valientes! Eli estuvo con sus compañeras de equipo Alessandra Eminente, Sandra Soler, Olga Corbín, Ana Álvarez y Nuel Puig. No faltaron las periodistas Ángela Valero de Palma, Ana Garcia-Rivera y Esther Cerveró, Anabel Navas, Carlos Valero, los diseñadores Sigfrido Serra y Mateo Climent, Vicente Andreu (marido de Elisa), Veronica Montijano y Mª José Auñón Cabrea y los influencers Marta Handrich, Enol Blasco y Patricia Folgado.
No faltaron los hermanos Antonio y Pablo Jordán, que esta semana organizaron una de sus cenas literarias en el Casino de Agricultura. El invitado en esta ocasión fue Ramón Palomar, que habló de su última novela, con el grupo formado por Beatriz Maset, Esther Ibañez, Ana Ibáñez, Pepe R. García,  Belén Cervera, María Elena Blanco, Carmen Martínez, Matilde García, Javi Franco, Ivanna pinedo, Sonia Dasí, Almudena Lafuente, Olga Ferrandis, Benjamín Prieto, Ana Cabañero, Pilar Sanchez, Marta Maset, Reme, Silvia Escolá, Nuria Turmo, Inma Rel, Patricia Martín, Lourdes Pons, Ana Pérez, Inma Roldán, Francisco Devesa, Mariajo Esteve, Paloma Pérez, Miguel Ferri, Maijo Delgado.
También estuvieron Lucía Asensio y José Luis Lanuza que acababan de llegar de celebrar el cumpleaños de Carola Baleztena, la mujer de Emiliano Suárez. “Fue en el campo, en una casa rural con chimenea y juegos de mesa; comimos cochinillo en Pedraza con los padres de Emiliano”.
¡Más cumpleaños! Teté García cumplió 45 hace unos días y organizó un fiestón en Alzira. Ambientó la sala Rex con un decorado de baile de máscaras veneciano con góndola incluida y música de ópera con barítonos y tenores. Los invitados vestían con esmoquin y traje largo y máscaras, así que la puesta en escena fue de película. 
Teté estuvo acompañada por sus sus hijas Candela y Daniela García, sus padres Javier García y María Teresa Martínez, y amigos como Irina Manglano y Quico Catalá, Teresa Mocholí, José Díaz, Miriam Llobell, Mónica Morales, Marisa Parejo, Leticia Pérez, Eugenia Martínez o Belén Mayoral. También estuvo Fausto Clemente, que se ocupó de organizar toda la fiesta en su Sala Rex y el coach Antonio Jorge Larruy.

La semana tuvo más citas. El miércoles se inauguró la exposición Art en Blanc en el Museo del Carmen. Estuvo Josep Lozano, alma mater de la exposición, con sus amigos Mónica Duart y Álvaro Mocholí, Mayrén Beneyto, Mª José y Juan Antonio Murgui, Claudio Zirotti, Trini García, Fermín García y Anna de Blas, Laura Grande, Ignacio Estrela, Jarr, Paloma Blasco, Jose Morales, Mª Dolores Pérez Lis, Mª Dolores Enguix y Marcelo Soto, Carmen Pocoví, Ángeles Varvaró, Josep Mª Company, Mireia Mirete, Ana Ramírez, Mª Teresa Martínez, Coté Cabrera y Javier Rubio, Josevi Plaza, Javier Calvo, Lluís Nadal y Mª Rosa Fenollar. También estuvieron los diseñadores Francis Montesinos, Hortensia Maeso, Isabel Sanchis e Isabel Serrano.

lunes, 13 de enero de 2020

Semana de rebajas


Las rebajas ya no son lo que eran. Entre el black Friday, el cibermonday, la shopening night, la semana fantástica y tropecientos descuentos más, cuando llega el 7 de enero ya has comprado todo lo que querías y la tarjeta está más escuálida que Isabel Preysler en el último reportaje de Hola. Antes las rebajas sí que tenían aliciente. Cuando eras jovencita, tu madre se tiraba todo el año diciéndote que esperases a ese día. Y aprendimos a tener paciencia, cosa que no han aprendido nuestras hijas, que lo quieren todo para ya. Cuando por fin llegaba el día, te habías recorrido todas las tiendas, cogías a tu madre del brazo y la arrastrabas tienda tras tienda y ella te decía aquello de “no me voy a gastar más de 3.000 pesetas en un suéter”, y todas tus expectativas se venían abajo. Entonces buscabas vestidos ajustados y tacones que te hiciesen parecer mayor. Ahora buscas zapatillas de deporte y vaqueros para transmitir una imagen más juvenil.
El caso es que las rebajas ya no generan la mínima ilusión. Y es una pena, porque estos días entre el final de las fiestas y el frío son bastante tristonas. La vida social valenciana también esta desaborida. La agenda de la semana era prácticamente un erial. Menos mal que nos han dado alegrías el cocinero Quique Dacosta, que se encargará de la cocina del Ritz de Madrid que acaba de ser reformado, y el neurólogo José Miguel Láinez, que es el nuevo presidente de la Sociedad Española de Neurología. Láinez, además de ser una eminencia en su especialidad, es mano de santo  para las migrañas. Más de una valenciana le debemos a él los amaneceres tranquilos sin que te estalle la cabeza después de una noche de despiporre.

El club Moddos sí que retomó su actividad con una de sus cenas culturalia. Cenaron con la escritora Rosario Raro, que les habló de su última novela ‘Desaparecida en Siboney’. La acompañaron José Vicente Tello, Mª Dolores Pérez Lis, Julia Pérez Broseta, Mª Dolores Enguix y Marcelo Soto, que días antes habían invitado a una copa de Reyes, Mercedes Paredes, Juanjo García-Rivera, Mª José y Juan Antonio Murgui, Ángeles Varvaró y Lluís Nadal.

Una de las expectativas que nos tienen en vilo para el año 20 es el debut de Enrique Ponce con los micrófonos. El chivano va a granar un disco, uno de los temas a duo con Julio Iglesias. Veremos cómo queda y si se anima a dar un concierto en la plaza de toros de Valencia. Ya me veo las colas de fans haciendo acampada en la puerta de la plaza para conseguir un buen sitio cerca del escenario. Mientras tanto, el diestro ha presentado en el Corte Inglés de la Avenida de Francia un aceite de oliva virgen extra que lleva su nombre y que procede de los olivos de la finca que tiene en Úbeda. ¡ah! Ya la etiqueta y el envase los ha diseñado su mujer, Paloma Cuevas.

Hablando de diseño, la semana que viene, el miércoles, tenemos una cita de moda en el Centro del Carmen. Se inaugura la exposición Art en Blanc, que reúne todos los diseños que se vieron en el desfile celebrado en diciembre: propuestas de Ulises Mérida, Yvan Andreu, Eugenio Loarce, Pablo Erroz, Siglo Cero, Daluna, Estudio Savage, Hupit, Greta by Claudia B., Cubero Quesada, Jaime Piquer, Belén Fernández, Paco Roca, Andra Cora, Alejandro Resta, Gurillo, Higinio Mateu, Hortensia Maeso, Juan Vidal, Olimpia Sanchis, Miguel Vizcaíno, Isabel Serrano, Roberto Diz, Visori y Francis Montesinos.

lunes, 6 de enero de 2020

El último polvorón


Las fiestas de Navidad son como una yincana. Primera etapa: cenas varias con varios grupos de wasapp -compañeros del gimnasio, del trabajo, amigas de la infancia…-; segunda etapa: cenas familiares de Nochebuena, Navidad y segundo día de Navidad; tercera etapa: fiesta de fin de año, cenorrio, uvas, gintonics y hasta chocolate con churros. A estas alturas tu cuerpo ya pide una dieta de agua y verdurita, pero no, todavía te queda la etapa final del recorrido, a la que llegas literalmente exhausta, la comida de mañana y la merienda con el roscón de Reyes. No puedes empezar la dieta hasta el martes y todavía hay amigas que tienen ganas de seguir organizando cenas, como Mayrén Beneyto, que no contenta con recibir en casa a sus varios grupos de amigos, ha montado el próximo viernes un resopón navideño. Si no quieres caldo, ahí tienes, dos tazas. ¡El resopón!, es lo que nos faltaba, como cuando en un partido de fútbol hay prórroga.
Mayren es muy de invitar en casa, algo que se va perdiendo porque ahora la gente es más de quedar en cualquier sitio o irse a una casa rural. No es fácil ser buena anfitriona, eso se aprende de niña o no se sabe nunca. Y Mayren es de esas mujeres que saben hacerlo. Conociéndola, la del viernes será una cita idónea para cualquier cosa excepto para empezar la dieta.

El grupo de amigos de Mayrén pasó el fin de año en la fiesta del Ateneo, con Carmen de Rosa, Amparo Chordá, Blanca y Laura Fitera, Amparo Lacomba, el pintor Enrique Senís-Oliver y muchas amigas de la Orden del Querer Saber vestidas con sus mejores galas, como María Rosa Fenollar, que unos días antes había celebrado un desfile benéfico con sus complementos y ropa de los diseñadores Higinio Mateu y Adrián Cubero. Mientras algunos se quedan en Valencia, otros han aprovechado estas fiestas para viajar a destinos más o menos exóticos.
Marta Vilar ha pasado el fin de año en Nueva York, Mónica Duart en la capital de Emiratos Árabes, Ana García-Rivera en Cuba y el estilista Alex Jordán en Valencia con su novio Maximiliano Rese, un argentino afincado en París que está en el equipo de Prada y que no puede ser más interesante.
El caso es que, chicas, estamos apurando la última etapa de la yincana navideña. Mañana vendrán los Reyes Magos y luego empezarán las rebajas y viviremos unos días de derroche hasta que vuelva la austeridad a nuestras vidas en forma de dieta o de control de gasto. El último en apagar las luces de Navidad será el sombrerero Betto García, que abrió un espacio efímero para enseñar sus bolsos y tocados y no cerrará hasta el 12 de enero. Betto es un gamberro y estos días se ha disfrazado de mujer para crear un personaje navideño llamado Paloma, muy parecido a Paquita Salas, la de la serie. En su perfil de Instagram, Paloma (es decir Betto) ha dado consejos para decorar el árbol, recetas para preparar el pavo y recomendaciones para regalos del amigo invisible. Betto, sin pretenderlo, está dando continuidad a la tradición de Mayrén y sus amigas.

lunes, 30 de diciembre de 2019

París, Valencia


Se nos va una década, ¡qué horror! La que está en los treinta va lanzada a los cuarenta, las de cuarenta a los cincuenta y la de los cincuenta… ¡Dios mío, no… a los sesenta!, que es la edad que tenía tu abuela cuando tú eras pequeña y quedó grabada en tu subconsciente como la frontera de la ancianidad.
Técnicamente, la década empieza en 2021, pero eso son rollos matemáticos que poco tienen que ver con ese agobio que empezó a perseguirnos cuando pasamos de los treinta y seguirá haciéndolo hasta los setenta. Luego, cosa curiosa, el paso de los años empieza a convertir en motivo de orgullo; te presentas en la cafetería, con tus tacones, y en cuento puedes dejas claro que ya tienes más de ochenta y ahí estás, luciendo piernas y desviando alguna que otra mirada de los sesentones que juegan al chamelo.
En fin, la vida pasa y como dijo alguien (creo que fue Woody Allen), “teniendo en cuenta la alternativa, me gusta cumplir años” La nochevieja está a la vuelta de la esquina
¿Puede haber estos días vida social más allá de las cenas y comidas navideñas? La respuesta es sí, chicas, la hay. Y además de nivelazo. El domingo, Miguel Burdeos Andreu, hijo de una conocida familia de empresarios, organizó en Covent Carmen una fiesta inspirada en la famosa  Moulin Rouge y el lugar estaba todo decorado para la ocasión, bailarinas con cancán incluidas. Los invitados respetaron el dresscode, rojo y negro, como el título del novelón de Stendhal.
Todo ese guiño francés tiene que ver con que Miguel Burdeos junior está viviendo en París. Allí ha abierto un centro de salud de lo más pijito en uno de los barrios más exclusivos de la ciudad. A la fiesta no faltaron sus padres, Amparo y Miguel, su hermana Mariam, la diseñadora Marta de Diego, muy amiga de la familia, como Emilia Segura y Mayrén Beneyto, que fue con Eva Marcellán, con la que mantiene una estrecha relación a pesar de que su vínculo familiar ya no es el mismo. También estuvo la periodista Maite Sebastiá, la modelo valenciana Paula Dolcet, la juez Patricia Navas, el estilista Alex Jordán y muchos amigos de la familia.

¡Más fiestas! El club náutico de Valencia está decidido a recuperar la vida social de antaño. Para empezar, ha celebrado estos días la primera Gala del Deporte, una fiesta a la que fueron socios y amigos vestidos de gala. Entre los asistentes, no faltaron directivos del club como José Francisco Rubio, Marisa Arlandis, Rafa de Tomás, Manuel Montánchez, Abdón Ibáñez y Luis Serneguet.



lunes, 23 de diciembre de 2019

Glamour navideño


El nombre de Hannah Sayre-Thomas puede que no os suene familiar, pero si os digo que pertenece a la saga de los Carnegie, una de las fortunas más antiguas de EEUU emparentada con los Rockefeller, que su infancia transcurrió en una isla privada llamada Cumberland, que su familia sufragó la campaña política de los Kennedy y que su madre es la Gogo Ferguson, cuyas joyas han lucido Hilary Clinton y Laura Bush, la cosa se empieza a poner interesante. Bueno pues Hannah ha heredado de su madre la pasión por las joyas y de todos los lugares del mundo mundial donde podría vivir ha elegido Valencia.

El martes estuvo en la joyería de Vicente Gracia en el cóctel de Navidad. Sus joyas, con figuras de insectos y pequeños animales, compartían vitrina con las de Vicente y con antigüedades de la coleccionista Deborah Elvira. En casa de Vicente Gracia todo es así de internacional, exótico y glamuroso. Entre los invitados, estaba el buscador de ópalos Attila Pereghy, el director de ópera Alexander Herold, deslumbrado por el lujo y la elegancia que se respiraba en la joyería: “Acabo de llegar de París y allí ahora todo es grunge y hípster”, dijo.
Vicente estuvo acompañado por sus hijos y su mujer Mónica Jareño y muchos amigos y clientes:, Javier Martínez Rubio, Coté Soler, Sergio Carrión y Guillermina Cattaneo, Elena Girona, que llevaba un collar de Gracia tipo babero súper chulo, su hija Rocío Bordills, la artista Marusela Granell, el estilista Alex Jordán, la doctora Lucía Asensio, el artista Paco Seoane, Amparo Lacomba, la empresaria María José Solaz, Carmina García,  Amparo Tarazona, Jesús Cutanda y su mujer Esperanza Serra, Carmen de Miguel, Begoña Ortiz, el artista Lu Gorritz, el músico David Phillips, Pilar Millán y María Rosa Fenollar, que el jueves organizó un desfile benéfico en el Ateneo.
Vicente es tan buen anfitrión que consigue que gente de edades y entornos muy diferentes se entiendan de maravilla y lo mejor, que haya buen ambiente y risas contagiosas, que falta hacen con tanto cenizo suelto. El cóctel fue vegetariano, la música en directo la puso Javier Botella y la bebida, como no podía ser de otra forma, fue champán.

Estos días se suceden las copas de Navidad. El Casino de Agricultura aprovechó el torneo de canasta para organizar una comida a beneficio de una asociación benéfica; los diseñadores brindaron en el Mercado de Colón por la capitalidad del diseño; y Paula Alcón, Menchu Moreno, Inma Segarra y Mónica Fierro organizaron una jornada familiar en Palau Alameda a beneficio de varias ONG’s con talleres, animación y desfiles de ropa infantil, entre ellos la colección de ceremonia de Jose Vivó. Hasta allí se acercó el presidente de la Fundación Bancaja Rafa Alcón, María Noguera, Irene Guasque, Nacho y Tote Serratosa, Emilio Bayarri, Pablo Furió, Rocío Sirera y Cristina Vañó.
La hija de Laura Fitera también organizó un almuerzo navideño con amigas.
Y los hermanos Jordán, Pablo y Toni, hicieron lo propio pero en la tienda de su amigo Fernando Valle en Poeta Querol, decorada por Sigfrido Serra y Mateo Climent, la pareja de moda en diseño. Compartieron mesa con la nutricionista Elisa Escorihuela, Pablo Jordán, Ana García-Conde, Antonio Jordán, Beatriz Maset, Patty Serrano, Vicente Andreu, Elisa Escorihuela, Juan Lagardera, Ángela Plá, Jose Luis Lanuza, la doctora Lucía Asensio y Nuel Puig.


jueves, 19 de diciembre de 2019

Arte efímero


Estos días se ha celebrado en Miami Artbasel, una de las ferias de arte contemporánea más famosa y concurrida. “Hay más personajes excéntricos y variopintos por metro cuadrado que en cualquier otra parte”, cuenta Lu Gorritz, un artista valenciano que visitó la feria. La obra que más ha dado que hablar es un plátano pegado con cinta aislante en la pared, del artista Maurizio Cattelan, que se vendió por la friolera de 120.000 dólares. Lo mejor de todo es que otro artista se acercó al stand, despegó el plátano y se lo comió. No pasa nada porque el bueno de Cattelan colocó otro plátano y aquí paz y allá gloria. La profesora y artista Marusela Granell dice que la obra de Cattelan es arte conceptual, es decir, que lo importante es la idea y no tanto su plasmación material. A ver cómo le explicas eso a tu Pepe la próxima vez que te dejes media puerta del coche en la columna del garaje.
El jueves, en una tienda de iluminación de Cirilo Amorós, hubo otra demostración de arte contemporáneo. Dentro de la tienda se instaló un cubo diáfano y se invitó a los participantes a romper sus muros con pequeños martillos. Por cada boquete entraba luz del exterior. Vamos, que los que fueron se lo pasaron pipa haciendo agujeros en la pared como en los programas de reformas. Allí estuvo Raquel Gutiérrez y Marina Rodríguez, el autor de la idea Ovidi Benet y Lucía del Portillo y Pepe García, de CuldeSac. Se trata de “reformular la idea de belleza desde la destrucción y la decadencia”. La obra resultante se podrá ver en la tienda varias semanas, por si alguna está interesada.

La vida social valenciana ha tenido un barniz artístico esta semana. El miércoles se celebró el segundo desfile Artenblanc en el centro del Carmen, con creaciones de Alejandro Resta, Francis Montesinos, Juan Vidal, Roberto Diz, Gurillo, Ulises Mérida o Estudio Savage, que hace poco presentaron un bolso personalizado por la artista Nanda Botella.
Fue un desfile que mezcló arte y diseño de autor, de hecho los vestidos formarán parte de una exposición que se inaugurará el mes que viene. Entre el público, Laura Fitera, Alfredo Esteve, Carmina y Fernando Durán, Rocío Blay, Encarna Bosch, Marisa Gallén, Carmen Iturriaga, Pau Pérez Rico, Isabel Pérez-Cea, Luis Sendra, Lluís Llopis, Jorge Alcocer, Mª Dolores Enguix, Guillermo Martorell y Mamen Puchades, Rosa Sanchis, Mª Dolores Pérez Lis, Juan Antonio y Mª José Murgui, Julia y Cristina Pérez Broseta y Lucas Zaragosí. Mónica Duart obra del artista Paco Seoane.
Buena parte de ellos coincidieron estos días en varios eventos, desde el cóctel organizado por Mediolanum en una tienda de bolsos de lujo, la entrega de premios del Ateneo o la cena que organizó el Club Moddos en el Westin, hotel donde se también se presentó un cuadro de
Empieza la temporada de copas navideñas.
Ismael Zahrawi y Ana Joudí, hermana de la galerista Sara Joudí, fueron de los primeros en invitar a su clínica a clientas y amigas. Allí estuvieron, súper monas para la ocasión, María José y Marieli Albert, Pilar Pons, Pilar Millán, Amelia Guich, María José Navarro, Mayrén Beneyto, Amparo Lacomba, Inma Sobrino y Mª Ángeles Fayos. La semana también dio para eventos familiares, como la comida que organizó Cuchita Lluch para celebrar su santo, o una de las Cenas Adivina que se organizó en Valencia.


miércoles, 11 de diciembre de 2019

Semana solidaria


Una crisis es ese intervalo entre una forma de vida que se va y otra que todavía no ha llegado. La vida de una mujer es eso va ocurriendo entre una crisis y otra. Dejas de ser niña y todavía no eres una joven que coquetea con los chicos. Dejas de ser una joven y todavía no has sentado la cabeza. Se van los niños y todavía no han llegado los nietos. Y así van pasando los años.
Dicen que nuestro mundo está crisis. Una forma de vida quedó atrás con la crisis de 2008 y el nuevo mundo todavía no sabemos cómo será. Menos mal que nos quedan algunos resortes en los que apoyarnos. Siempre estarán ahí las tiendas para salir una tarde de compras. Siempre volverán las rebajas, para darnos una alegría. Y la Navidad, el verano, la Fallas…

La solidaridad es otro de esos resortes. Gente que hace cosas por el bien de los demás, sin buscar un beneficio propio. A veces, esos actos solidarios son una excusa para hacer un poco de vida social y de alguna forma recordarnos que por mucho que cambien las cosas, hay valores que siempre estarán ahí.
Marisa Marín es una de las mujeres que no entiende la vida sin ayudar a los demás. Esta semana presentó un libro sobre educación en el que ha volcado toda su experiencia como directora del colegio Iale. Fue en el Ateneo, rodeada de sus amigas de la Orden del Querer Saber de la que es presidenta: Carmen de Rosa, Amparo Lacomba, María José Navarro, Laura Fitera, Maribel Soriano, Maribel Molins, Paqui Sauri, Loli Marco, Alicia Marín, Carmen Zambrano, Laura Amorós, Amelia Guich, Paz Olmos, Mª Pilar Lacruz, Asunción Palop, Carmen Pocoví… todas tuvieron palabras de afecto para una mujer a la que admiran profesional y personalmente y con la que compartieron hace unos días la comida de Navidad de la Orden. La acompañaron Susana Sorribes, Concha Gómez Ocaña, Eva Turanzo y Rappel y Marisa vivió una tarde emotiva y llena de recuerdos. Marisa donará la recaudación del libro a Fontilles, Mamás en Acción y Aldeas Infantiles.
El espíritu navideño impregna la vida social y los eventos tienen un componente solidario. Begoña y Paloma Marfil reunieron a veinte mujeres valencianas para presentarles una colección de joyas a beneficio de la Fundación Ronald McDonald. Participaron Lorena Oliver, Eva Marcellán, Gloria Pons, Isabel Cosme, Paloma Lila, María Cosín, Sandra Marina, Mónica Herrera, Maite Sebastiá, Carola Alegría y Patricia Montoro. También la artista Marta Gómez-Lechón, que estos días inauguró exposición en el Mercado de Colón acompañada por su marido Ramón Urrutia y familiares y amigos como Úrsula Sopena, Carla y Begoña Gómez Lechón, María Moncho, Carmen Salavert, Taita Marín, Ana Chust o Eva Marcellán.¡Más eventos solidarios!
La artista Ouka Leele ha creado con la joyera Laura Domínguez una pulsera a beneficio de la Fundación Mainel. Se presentó en el Club de Tenis y reunió a más de un centenar de invitados. Y otra joyera, Sally Corell, convocó -¡ella solita!- a otro centenar de mujeres en una comida para Mamás en Acción. Sally lleva varios años organizando este almuerzo y este año estuvo acompañada por Majo Gimeno, Sonsoles Gómez-Torres, Mar Puchades, Claudia Serrano, Silvia Plasencia, Paula Bernal, Patricia Cerveró, María Andrés, María Tramoyeres o Pilu Jiménez de Nalda.

Las agendas están completas estas semanas prenavideñas. El sombrerero Betto García acaba de inaugurar un espacio efímero junto con el diseñador Palomo Spain, Marina Figuereido y el artista Andrés Gallardo. No se perdió la inauguración Mayrén Beneyto -¿se pierde algo esta mujer-, Lucas Zaragosí, la diseñadora Bárbara Torrijos y el arquitecto Guillermo Gorris.

Otro arquitecto, Ramón Esteve, celebró en su casa de Fontanars dels Alforins, que él llama Refugio de la Viña, un encuentro de esos que mezclan amistad y negocios y al que fueron Jorge y Vicente Morata Roig, Cristina Vélez, Manolo Peris, Fran Sanchís, José María Gimeno, Luis Lluch (hermano de Cuchita), Carmen Navarro, los abogados Pilar Ibor y Carlos Romero, Mario Mariner y el profesor de la Universidad Católica José Luis Sánchez.

martes, 3 de diciembre de 2019

Siempre nos quedarán nuestras modistas


La globalización tiene sus más y sus menos, sino que se lo cuenten a los sesudos economistas, politólogos, sociólogos y demás, que han encontrado un filón para comerse el tarro y escribir libros. Pero tiene consecuencias mucho más mundanas que nos afectan a todas. La más evidente es que las tiendas son las mismas en la calle Colón de Valencia que en los Campos Elíseos o en Trafalgar Square. Eso tiene sus más y sus menos. Se les acabó a las parisinas eso de pasearse por el mundo luciendo modelos que nos ponen los dientes largos y por los que estaríamos dispuestas a vender en el rastro todos los trajes de nuestro Pepe, total, son todos iguales y cada vez se los pone menos, con dejarle uno va que chuta. ¡Muy mona, chica parisina, vas monísima de la muerte, pero ese modelito lo vi la semana pasada en la Calle Jorge Juan y pasé de él porque vi otro que me gustaba más!
Eso, que de entrada puede ser una de las consecuencias positivas de la globalización, en la que no han reparado los sesudos politólogos, también es un inconveniente. Cada vez es más difícil ser exclusiva. Si quieres ser la única, la elegida, la más in de entre las in, sólo te queda ir a una modista.
Afortunadamente, en Valencia andamos sobradas de costura a medida. Aquí hay modistas que te cosen un vestido de clavariesa con una maestría y un saber hacer que ríete tú de las parisinas. Amparo Chordá es una de ellas, pero son muchas: Marta de Diego, Isabel Sanchís, Presen Rodríguez, y también hombres: Valentín Herráiz, Enrique Lodares, Alejandro Resta, Carlos Haro o Luis Rocamora.

Esta semana se celebró en el Ateneo la IV Semana de la Costura organizada por el Gremio de Sastres y Modistas que preside Fran Tochena. El lunes desfiló Isabel Serrano, una jovencísima diseñadora de Picassent y entre el público estuvo Hortensia Herrero, Amparo Fortuny, Alfredo Esteve y Carmen Durán, la indumentarista Victoria Liceras y la FMV de 2018 Rocío Gil. También estuvo el diseñador Ramón Gurillo, que es de Picassent aunque vive en la Cerdanya desde hace unos años.
Las jornadas siguientes desfilaron Julio Vera, con su firma Vera Atelier, la firma de niños Kianty, Dolores y Miguel de Cruces. Entre el público, Carmen de Rosa, la FMV de 2019 Marina Civera, Laura Fitera, Toña Ferrer, Pía Sevillano, Ana Pedrosa, Concha Tárrega o Remedios Peiró.
Lástima que la pasarela no tuviese a todos los nombres importantes de la costura valenciana. Como dice el diseñador Miquel Suay, “aquí no nos juntamos ni a palos; basta que uno proponga algo para que los demás desaparezcan”. Dolores Font Cortes y Amparo Chordá. Contó que la moda es un atractivo turístico como la gastronomía y que en algunas ciudades como Amberes existen rutas para conocer los talleres de los diseñadores y que es una pena que en Valencia no hagamos lo mismo.
Suay participó en un desayuno para hablar sobre moda junto a las diseñadoras

Y hablando de gastronomía, Quique Dacosta inauguró estos días un nuevo espacio para eventos y montó una fiesta de lo más glamourosa con el catering de su firma, música en directo y un grupo de invitados de lo más selecto, entre ellos Adela Perelló, Esther Pascual, Sonia Mora, María José Panadero, Esther Barrera, Leonor Rodríguez, Carmen García Quijada, Cinthia Gorgonio, Beatriz Pechuán, José Mª Medrano, Mariló Marmadeu, Arturo Visus, Maica Hurtado, Marta Valls, María Albero, Ignacio Michavila y Juan Blasco, Juan Luis Millet, Patricia del Rio, Mª Carmen Martín, Quique Herrero, la empresaria Mª José Félix, Alberto Herrero, Begoña Aguirre, Charlie García Cobaleda, Ramón Biforcós y Sally Corell, Maria Cosín y Mario Mariner. No faltó María José Lladró, que ha alquilado el espacio a Quique Dacosta, y las hermanas Cuchita y Begoña Lluch, mano derecha de Dacosta.

Esta semana también estuvo en Valencia Vicky Martín Berrocal presentando su nueva colección de novias junto al diseñador Roberto Diz. Y por si fuera poco, Paula Alcón inauguró su Cool Market arropada por su padre Rafael Alcón y un montón de amigos.


martes, 26 de noviembre de 2019

Ambiente pre navideño


¡Bufff!, en los supermercados ya han sacado los dulces navideños. Los ponen ahí, en la entrada, y tú te echas la mano a la cintura a ver si te sobran dos centímetros de falda o pantalón. Pero entre tú y tu falda no cabe ni el palito de un polo cuando el niño ha relamido hasta la última gota de hielo. Te queda menos de un mes para crear hueco ahí. Luego vendrá tu Pepe cargado de turrones y polvorones. Tú cogerás trocitos pequeños para sentirte poco culpable, pero trocito a trocito te comerás media barra. Tu Pepe gritará un día ¿quién se ha comido media barra de turrón?, y tú te harás la sorda, acurrucada en tu manta frente al televisor. Pero tu conciencia no está sorda y te dirá: “Has sido tú, y lo sabes”.
Pero bueno, ya llegará enero y veremos cómo salimos de esta. Por lo pronto vamos a ir pensando en decorar la casa, que nadie diga que con la edad hemos perdido nuestro espíritu navideño. Nosotras el espíritu lo tenemos intacto, lo que no está tan en su sitio son nuestras cinturas.
Las más adelantadas, como Laura Fitera, empezaron la semana pasada a decorar su casa. “Este año con verdes, luces y rafia”. No fue la única. Los interioristas Mateo Climent y Sigfrido Serra han decorado la tienda de Lladró en Poeta Querol con una mesa navideña en tonos blanco y oro rodeada de abetos y vegetación natural.
A la inauguración fueron Marga Martí, Ximo Ros, Montse Salamanca, Marta Miró, Isabel Martí, los joyeros Antonio y Pablo Jordán, la nutricionista Elisa Escorihuela, Enol Blasco y María Cosín. María suele ser fija en casi todas las convocatorias glamurosas. Esta semana compartió con un grupo de amigas una sesión de belleza donde una experta, Marina Cerdá, les estuvo dando consejos para aplicar las cremas y lucir radiantes estas fiestas. Pascual Segura ejerció de anfitrión ante el grupo formado por Juana Camps, Lorena Oliver, Lucía Zaragozá, Marina Santonja, Sally Corell y dos chicos: José Puerta y Nuel Puig. Ellos también se cuidan.

¡Más eventos prenavideños! Marc insanally invitó a un grupo de amigos a un Tea Party para celebrar los veinticinco años de su café. Preparó una mesa digna de Downton Abbey, con repostería fina, delicias inspiradas en las creaciones del pastelero Pierre Hermé, champán y té. Le acompañaron Quique Maestre, Silvia Kelle, Leticia Colomer, Carmina Garrido, Blanca Fitera, Leslie Agnello-Dean y María Rosa Fenollar.

La semana también ha tenido eventos culturales. Que no se diga que la vida social se limita sólo a tomar canapés. El grupo de amigos del Museo de Bellas Artes que preside María José Navarro organizó un viaje a Madrid para visitar la última exposición del Thyssen y el Palacio de Liria. Fueron, entre otras, Matilde Conesa, Constanza Henares, Pura Barber, Paqui Sauri, Esperanza Durá, María José Navarro, Maryén Beneyto, Loli Marco, Nidita Guerero, Merche Fillol, María Gómez y María Cibrián.

Y las mujeres de la Orden del Querer Saber, con Marisa Marín al frente, ¡qué vitalidad tienen!, se reunieron esta semana para escuchar la conferencia de Daniel Abad, director de la filarmónica de Valencia.

Otra mujer inquieta y con capacidad de convocatoria es Sara Joudí, que el jueves inauguró la exposición de Horacio Silva en su galería. A la cita acudió Félix de Vicente, Teresa Nuez y Manuel Laínez, Ana Ibáñez y José María Vidal, Pilar Vázquez, Helga Grollo y Mario Pilato, Alejandro Bethencourt, José Luis Soriano, María Soriano y Emilio Blanes, Carlos Salazar, Ana Peris y Herminio Morera, Mayrén Beneyto, Ana Joudi y Ismael Zahrawi, Laura Gomar, Esperanza Barrachina, Felisa Martínez, Nan Pizcueta, Rosa Torres y los artistas Toño Barreiro, Sebastián Nicolau, Nanda Botella, José Saborit, Rafael Armengol y Guerrero Tonda.

Estos días también se ha celebrado la tradicional subasta benéfica de la ONG One day yes en el claustro de la Nau. Se subastó una colección de peces personalizados por artistas valencianos y fueron más de trescientos asistentes, entre ellos Juan Casanova, Carmen Silla, Carla Gómez-Lechón, Salva Mercé, Elega Godoy, Susana Boix, Natibel Altarriba, Natalia Segrelles o Mercedes Cotino ¡cada año más!