miércoles, 11 de diciembre de 2019

Semana solidaria


Una crisis es ese intervalo entre una forma de vida que se va y otra que todavía no ha llegado. La vida de una mujer es eso va ocurriendo entre una crisis y otra. Dejas de ser niña y todavía no eres una joven que coquetea con los chicos. Dejas de ser una joven y todavía no has sentado la cabeza. Se van los niños y todavía no han llegado los nietos. Y así van pasando los años.
Dicen que nuestro mundo está crisis. Una forma de vida quedó atrás con la crisis de 2008 y el nuevo mundo todavía no sabemos cómo será. Menos mal que nos quedan algunos resortes en los que apoyarnos. Siempre estarán ahí las tiendas para salir una tarde de compras. Siempre volverán las rebajas, para darnos una alegría. Y la Navidad, el verano, la Fallas…

La solidaridad es otro de esos resortes. Gente que hace cosas por el bien de los demás, sin buscar un beneficio propio. A veces, esos actos solidarios son una excusa para hacer un poco de vida social y de alguna forma recordarnos que por mucho que cambien las cosas, hay valores que siempre estarán ahí.
Marisa Marín es una de las mujeres que no entiende la vida sin ayudar a los demás. Esta semana presentó un libro sobre educación en el que ha volcado toda su experiencia como directora del colegio Iale. Fue en el Ateneo, rodeada de sus amigas de la Orden del Querer Saber de la que es presidenta: Carmen de Rosa, Amparo Lacomba, María José Navarro, Laura Fitera, Maribel Soriano, Maribel Molins, Paqui Sauri, Loli Marco, Alicia Marín, Carmen Zambrano, Laura Amorós, Amelia Guich, Paz Olmos, Mª Pilar Lacruz, Asunción Palop, Carmen Pocoví… todas tuvieron palabras de afecto para una mujer a la que admiran profesional y personalmente y con la que compartieron hace unos días la comida de Navidad de la Orden. La acompañaron Susana Sorribes, Concha Gómez Ocaña, Eva Turanzo y Rappel y Marisa vivió una tarde emotiva y llena de recuerdos. Marisa donará la recaudación del libro a Fontilles, Mamás en Acción y Aldeas Infantiles.
El espíritu navideño impregna la vida social y los eventos tienen un componente solidario. Begoña y Paloma Marfil reunieron a veinte mujeres valencianas para presentarles una colección de joyas a beneficio de la Fundación Ronald McDonald. Participaron Lorena Oliver, Eva Marcellán, Gloria Pons, Isabel Cosme, Paloma Lila, María Cosín, Sandra Marina, Mónica Herrera, Maite Sebastiá, Carola Alegría y Patricia Montoro. También la artista Marta Gómez-Lechón, que estos días inauguró exposición en el Mercado de Colón acompañada por su marido Ramón Urrutia y familiares y amigos como Úrsula Sopena, Carla y Begoña Gómez Lechón, María Moncho, Carmen Salavert, Taita Marín, Ana Chust o Eva Marcellán.¡Más eventos solidarios!
La artista Ouka Leele ha creado con la joyera Laura Domínguez una pulsera a beneficio de la Fundación Mainel. Se presentó en el Club de Tenis y reunió a más de un centenar de invitados. Y otra joyera, Sally Corell, convocó -¡ella solita!- a otro centenar de mujeres en una comida para Mamás en Acción. Sally lleva varios años organizando este almuerzo y este año estuvo acompañada por Majo Gimeno, Sonsoles Gómez-Torres, Mar Puchades, Claudia Serrano, Silvia Plasencia, Paula Bernal, Patricia Cerveró, María Andrés, María Tramoyeres o Pilu Jiménez de Nalda.

Las agendas están completas estas semanas prenavideñas. El sombrerero Betto García acaba de inaugurar un espacio efímero junto con el diseñador Palomo Spain, Marina Figuereido y el artista Andrés Gallardo. No se perdió la inauguración Mayrén Beneyto -¿se pierde algo esta mujer-, Lucas Zaragosí, la diseñadora Bárbara Torrijos y el arquitecto Guillermo Gorris.

Otro arquitecto, Ramón Esteve, celebró en su casa de Fontanars dels Alforins, que él llama Refugio de la Viña, un encuentro de esos que mezclan amistad y negocios y al que fueron Jorge y Vicente Morata Roig, Cristina Vélez, Manolo Peris, Fran Sanchís, José María Gimeno, Luis Lluch (hermano de Cuchita), Carmen Navarro, los abogados Pilar Ibor y Carlos Romero, Mario Mariner y el profesor de la Universidad Católica José Luis Sánchez.

martes, 3 de diciembre de 2019

Siempre nos quedarán nuestras modistas


La globalización tiene sus más y sus menos, sino que se lo cuenten a los sesudos economistas, politólogos, sociólogos y demás, que han encontrado un filón para comerse el tarro y escribir libros. Pero tiene consecuencias mucho más mundanas que nos afectan a todas. La más evidente es que las tiendas son las mismas en la calle Colón de Valencia que en los Campos Elíseos o en Trafalgar Square. Eso tiene sus más y sus menos. Se les acabó a las parisinas eso de pasearse por el mundo luciendo modelos que nos ponen los dientes largos y por los que estaríamos dispuestas a vender en el rastro todos los trajes de nuestro Pepe, total, son todos iguales y cada vez se los pone menos, con dejarle uno va que chuta. ¡Muy mona, chica parisina, vas monísima de la muerte, pero ese modelito lo vi la semana pasada en la Calle Jorge Juan y pasé de él porque vi otro que me gustaba más!
Eso, que de entrada puede ser una de las consecuencias positivas de la globalización, en la que no han reparado los sesudos politólogos, también es un inconveniente. Cada vez es más difícil ser exclusiva. Si quieres ser la única, la elegida, la más in de entre las in, sólo te queda ir a una modista.
Afortunadamente, en Valencia andamos sobradas de costura a medida. Aquí hay modistas que te cosen un vestido de clavariesa con una maestría y un saber hacer que ríete tú de las parisinas. Amparo Chordá es una de ellas, pero son muchas: Marta de Diego, Isabel Sanchís, Presen Rodríguez, y también hombres: Valentín Herráiz, Enrique Lodares, Alejandro Resta, Carlos Haro o Luis Rocamora.

Esta semana se celebró en el Ateneo la IV Semana de la Costura organizada por el Gremio de Sastres y Modistas que preside Fran Tochena. El lunes desfiló Isabel Serrano, una jovencísima diseñadora de Picassent y entre el público estuvo Hortensia Herrero, Amparo Fortuny, Alfredo Esteve y Carmen Durán, la indumentarista Victoria Liceras y la FMV de 2018 Rocío Gil. También estuvo el diseñador Ramón Gurillo, que es de Picassent aunque vive en la Cerdanya desde hace unos años.
Las jornadas siguientes desfilaron Julio Vera, con su firma Vera Atelier, la firma de niños Kianty, Dolores y Miguel de Cruces. Entre el público, Carmen de Rosa, la FMV de 2019 Marina Civera, Laura Fitera, Toña Ferrer, Pía Sevillano, Ana Pedrosa, Concha Tárrega o Remedios Peiró.
Lástima que la pasarela no tuviese a todos los nombres importantes de la costura valenciana. Como dice el diseñador Miquel Suay, “aquí no nos juntamos ni a palos; basta que uno proponga algo para que los demás desaparezcan”. Dolores Font Cortes y Amparo Chordá. Contó que la moda es un atractivo turístico como la gastronomía y que en algunas ciudades como Amberes existen rutas para conocer los talleres de los diseñadores y que es una pena que en Valencia no hagamos lo mismo.
Suay participó en un desayuno para hablar sobre moda junto a las diseñadoras

Y hablando de gastronomía, Quique Dacosta inauguró estos días un nuevo espacio para eventos y montó una fiesta de lo más glamourosa con el catering de su firma, música en directo y un grupo de invitados de lo más selecto, entre ellos Adela Perelló, Esther Pascual, Sonia Mora, María José Panadero, Esther Barrera, Leonor Rodríguez, Carmen García Quijada, Cinthia Gorgonio, Beatriz Pechuán, José Mª Medrano, Mariló Marmadeu, Arturo Visus, Maica Hurtado, Marta Valls, María Albero, Ignacio Michavila y Juan Blasco, Juan Luis Millet, Patricia del Rio, Mª Carmen Martín, Quique Herrero, la empresaria Mª José Félix, Alberto Herrero, Begoña Aguirre, Charlie García Cobaleda, Ramón Biforcós y Sally Corell, Maria Cosín y Mario Mariner. No faltó María José Lladró, que ha alquilado el espacio a Quique Dacosta, y las hermanas Cuchita y Begoña Lluch, mano derecha de Dacosta.

Esta semana también estuvo en Valencia Vicky Martín Berrocal presentando su nueva colección de novias junto al diseñador Roberto Diz. Y por si fuera poco, Paula Alcón inauguró su Cool Market arropada por su padre Rafael Alcón y un montón de amigos.


martes, 26 de noviembre de 2019

Ambiente pre navideño


¡Bufff!, en los supermercados ya han sacado los dulces navideños. Los ponen ahí, en la entrada, y tú te echas la mano a la cintura a ver si te sobran dos centímetros de falda o pantalón. Pero entre tú y tu falda no cabe ni el palito de un polo cuando el niño ha relamido hasta la última gota de hielo. Te queda menos de un mes para crear hueco ahí. Luego vendrá tu Pepe cargado de turrones y polvorones. Tú cogerás trocitos pequeños para sentirte poco culpable, pero trocito a trocito te comerás media barra. Tu Pepe gritará un día ¿quién se ha comido media barra de turrón?, y tú te harás la sorda, acurrucada en tu manta frente al televisor. Pero tu conciencia no está sorda y te dirá: “Has sido tú, y lo sabes”.
Pero bueno, ya llegará enero y veremos cómo salimos de esta. Por lo pronto vamos a ir pensando en decorar la casa, que nadie diga que con la edad hemos perdido nuestro espíritu navideño. Nosotras el espíritu lo tenemos intacto, lo que no está tan en su sitio son nuestras cinturas.
Las más adelantadas, como Laura Fitera, empezaron la semana pasada a decorar su casa. “Este año con verdes, luces y rafia”. No fue la única. Los interioristas Mateo Climent y Sigfrido Serra han decorado la tienda de Lladró en Poeta Querol con una mesa navideña en tonos blanco y oro rodeada de abetos y vegetación natural.
A la inauguración fueron Marga Martí, Ximo Ros, Montse Salamanca, Marta Miró, Isabel Martí, los joyeros Antonio y Pablo Jordán, la nutricionista Elisa Escorihuela, Enol Blasco y María Cosín. María suele ser fija en casi todas las convocatorias glamurosas. Esta semana compartió con un grupo de amigas una sesión de belleza donde una experta, Marina Cerdá, les estuvo dando consejos para aplicar las cremas y lucir radiantes estas fiestas. Pascual Segura ejerció de anfitrión ante el grupo formado por Juana Camps, Lorena Oliver, Lucía Zaragozá, Marina Santonja, Sally Corell y dos chicos: José Puerta y Nuel Puig. Ellos también se cuidan.

¡Más eventos prenavideños! Marc insanally invitó a un grupo de amigos a un Tea Party para celebrar los veinticinco años de su café. Preparó una mesa digna de Downton Abbey, con repostería fina, delicias inspiradas en las creaciones del pastelero Pierre Hermé, champán y té. Le acompañaron Quique Maestre, Silvia Kelle, Leticia Colomer, Carmina Garrido, Blanca Fitera, Leslie Agnello-Dean y María Rosa Fenollar.

La semana también ha tenido eventos culturales. Que no se diga que la vida social se limita sólo a tomar canapés. El grupo de amigos del Museo de Bellas Artes que preside María José Navarro organizó un viaje a Madrid para visitar la última exposición del Thyssen y el Palacio de Liria. Fueron, entre otras, Matilde Conesa, Constanza Henares, Pura Barber, Paqui Sauri, Esperanza Durá, María José Navarro, Maryén Beneyto, Loli Marco, Nidita Guerero, Merche Fillol, María Gómez y María Cibrián.

Y las mujeres de la Orden del Querer Saber, con Marisa Marín al frente, ¡qué vitalidad tienen!, se reunieron esta semana para escuchar la conferencia de Daniel Abad, director de la filarmónica de Valencia.

Otra mujer inquieta y con capacidad de convocatoria es Sara Joudí, que el jueves inauguró la exposición de Horacio Silva en su galería. A la cita acudió Félix de Vicente, Teresa Nuez y Manuel Laínez, Ana Ibáñez y José María Vidal, Pilar Vázquez, Helga Grollo y Mario Pilato, Alejandro Bethencourt, José Luis Soriano, María Soriano y Emilio Blanes, Carlos Salazar, Ana Peris y Herminio Morera, Mayrén Beneyto, Ana Joudi y Ismael Zahrawi, Laura Gomar, Esperanza Barrachina, Felisa Martínez, Nan Pizcueta, Rosa Torres y los artistas Toño Barreiro, Sebastián Nicolau, Nanda Botella, José Saborit, Rafael Armengol y Guerrero Tonda.

Estos días también se ha celebrado la tradicional subasta benéfica de la ONG One day yes en el claustro de la Nau. Se subastó una colección de peces personalizados por artistas valencianos y fueron más de trescientos asistentes, entre ellos Juan Casanova, Carmen Silla, Carla Gómez-Lechón, Salva Mercé, Elega Godoy, Susana Boix, Natibel Altarriba, Natalia Segrelles o Mercedes Cotino ¡cada año más!

martes, 19 de noviembre de 2019

Arropados por amigos


El peletero Amado Ortells es tan coqueto que no le gusta revelar su edad, pero son ya muchos años de trayectoria, más de cincuenta, y un montón de recuerdos, tantos que acaba de publicar un libro, “Amado mío, una vida de pieles, lujo y confidencias”. 
Lo presentó el jueves en el Ateneo acompañado por Carmen de Rosa, Mayrén Beneyto, Ángela Pla y Eduardo Alcalde, presidente la fundación FUVANE, a la que se destinará parte de la recaudación de la venta del libro. Entre el público, clientes fieles como el empresario Vicente Boluda (su madre Lola Fos siempre llevaba pieles suyas) con Esther Pastor; Federico Félix y María José Lavech, Laura Fitera y Agustín Córdoba, Merche Fillol, Amelia Delhom, Amparo Lacomba, el estilista Tono Sanmartín, Elvira Ferrer, María José Navarro, las diseñadoras Amparo Chordá y Presen Rodríguez y la joyera María Senent, entre otros. Amado se emocionó, firmó libros y posó para las fotos con amigos bajo la atenta mirada de un emocionado Esteban Rodríguez, su pareja desde hace años.

Buena parte de los asistentes coincidieron el día anterior en el cumpleaños del pintor Enrique Senís-Oliver, que también estuvo en la presentación del libro. Los cumpleaños del artista son siempre únicos, todo tan cuidado y lujoso: música de piano, comida y bebida exquisita (el catering fue de Raquel Cernichano, ganadora de Top Chef) e invitados que derrochan glamour. La invitación de este año sugería vestir con un toque “flamboyant” (extravagante).
Laura Fitera se puso un tocado imposible en forma de cisne de Betto García, que defendió como una modelo de raza. Enrique estuvo arropado por amigos como Mayrén Beneyto y Ramón Almazán, Paz Olmos, Inma Sobrino, Marisa Marín, Fernando y Carmen de Rosa, Elvira Ferrer, María José Navarro, Esperanza Vila, con otro tocado espectacular, fue acompañada por Franc Vila y sus padres, Esperanza y Salvador; Pura Barber, Amparo Chordá, Amparo Lacomba, Marisa Marín, Maribel Molins, Alicia de Ansurias, Amparo Llácer, la doctora Lucía Asensio y su marido José Luis Lanuza y David W. Phillips, el músico americano pareja del pintor tan pendiente como siempre de que no faltase detalle en la fiesta.


Mayrén se fue pronto a casa porque estaba recién llegada del viaje a Nepal y Bután al que fue con Hortensia Herrero, Amparo Andreu, Emilia Segura y Marta de Diego. ¡Qué vitalidad la de estas mujeres! Visitaron los templos de Kathmandu, compraron sedas en Bután, vieron arte tibetano, templos y palacios y hasta subieron al Nido del Tigre “tres horas de ida y tres de vuelta andando, pero valió la pena, nos reímos y disfrutamos las cinco”, cuenta Mayrén.

La semana tuvo más citas glamurosas, como la cena benéfica que organizó Mediolanum en el Ateneo y el cóctel que preparó Rosa Morera para presentar una colección de ropa italiana inspirada en los osos de peluche y a la que fueron amigas como Irene Balaguer, Victoria Soler, Marisa Martínez Rubio, Pilar Pons, Begoña Císcar, Marieli y María José Albert y Amparo Moreno.


martes, 12 de noviembre de 2019

Más premios, por favor


A todas nos gusta que nos digan que lo hacemos bien. Que reconozcan nuestro trabajo; que valoren lo que nos ha costado preparar una cena o el esfuerzo que nos cuesta mantener a raya los kilos. Da igual que el premio sea una estatuilla o una frase de tipo “qué buena eres”. Si el reconocimiento es de tu Pepe, ya te pones contenta. Pero si se trata de un reconocimiento público, entonces ya es la pera, llamas a toda tu familia para contarlo, a tus amigas para que se mueran de envidia y si hay una cena de gala te compras un vestido, vas a la peluquería y te plantas allí orgullosa de haber alcanzado por fin a tu meta. Todas deberíamos recibir un premio al menos una vez en la vida.
Esta ha sido una semana de premios. El Casino de Agricultura entregó el jueves sus premios Ilustres a Enrique Montoliu, de la Fundación Fundem; al empresario Ricardo Císcar, fundador del Grupo Dacsa, al Valencia Club de Fútbol y a Nacho Grande, de Cáritas Diocesana y Enrique Moltó, del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias. Entregó los premios el presidente del Casino Manuel Sánchez Luengo y más de un centenar de invitados se quedaron después a la cena de gala. No faltaron Mario Mariner, el profesor José Francisco Ballester Olmos, Isidro Niñerola, Juan Valero de Palma, Lorenzo Martínez Sendra, Juan Prefaci, Juan Boluda, las hermanas Marta y Matilde Conesa, Marta Sagrera, Marta Gómez Trenor, Iván Álvarez de Toledo, María Teresa Monsonís o los marqueses de Amposta, José Ferraz y Ana María Corell.
El mismo día, el Colegio de diseñadores de interior daba su premios a Beatriz Díaz Marco, Lorena Buigues, Amanda Ibor, Laura Belén Gómez, Nelly Carrió y Patricia Juliá Fernández. Al evento fue el empresario Daniel Gantes, los interioristas Miguel Sánchez, Vanessa Cot e Isabel Chover y el decano del Colegio Pepe Cosín, entre otros.
¡Más premios! El diseñador alicantino Juan Vidal recibirá el próximo Premio Aguja Brillante, que ya tienen Elio Berhanyer, Francis Montesinos, Lorenzo Caprile, Enrique Lodares, Juan Andrés Mompó, Roberto Diz y Luis M. Rocamora. El jurado del premio lo tiene difícil, porque en Valencia tenemos cada vez más sastres y modistas de nivel. Ahí está Alejandro Resta, recién aterrizado de Qatar donde desfiló ante miembros de la mismísima familia real qatarí, ¡toma ya!
Esta semana también celebró cena el Club Pluma y Cubiertos con el escritor Jordi Llobregat. Fueron Beatriz Maset, Yuri Aguilar, Olga Ferrandis, Esther Ibáñez, Matilde Garcia, Carmen Martínez, María Elena Blanco, José María Guijarro, Patricia Martín, Ana Pérez, Sonia Dasí, Ana Ibáñez, Pepe R. García, Mariajo Esteve, Beatriz Enguix, Amparo Marí, Ivanna pinedo, Javier Franco, Santiago Gui, Cristina Cruz, Guillermo Gil, Belen Cervera, Mercedes Renovell y Carlos Fernández.

Igual de concurrida estuvo la inauguración de un nuevo restaurante diseñado por Sdenka Lara y Sandra Figuerola. Los anfitriones, Andrés Casanova y Rubén Iborra, recibieron a un montón de invitados: la empresaria Maria José Félix, María García de la Riva, Coque Ruz, Begoña Lluch, Paula Bueno, Encarna Mazón, Beatriz Carbonell, Guillermo Soria, José Cañizares, Teté García, Irina Manglano, Claudia Dupuy de Lome, las hermanas Jofre, Pilar Cañiz, Paula Velasco, Ani Maldonado, Benja Prieto, Eva Marcellán, Pilu Díez de Rivera, Silvia Lafuente y la estilista Olga Rodríguez Mayordomo.

El club Moddos también tuvo agenda social. Un día cena en el Ateneo y otro la presentación de una farmacéutica que organizó un sarao con tanto glamour como si fuera una firma de moda. Fue en el Veles e Vents y estuvo Paola Dominguín, Carmen Alcayde, Laura Grande, Carolina Ferre, y los habituales del Club.

martes, 5 de noviembre de 2019

Apolíneo y dionisíaco


Apolíneo y dionisíaco, alma y cuerpo, racional y sensual, cordura o locura, Prada o Gucci, mocasines o taconazos… la vida está llena de contradicciones, pero al final, como decía no sé qué filósofo, la sabiduría es convivir con esa dualidad y saber cuándo emborracharse o mantenerse ebrio. La vida social ha tenido esta semana de todo, apolíneo y dionisíaco, casi casi en un equilibrio perfecto.
En lo tocante a Dionisos, la asociación Cuchara de Plata, que se reúne para comer y beber exquisiteces varias, tuvo como anfitrión de honor en su última cena al Marqués de Griñón, Carlos Falcó. Fue en el Palacio del Negrito. Le acompañaron a la mesa el Marqués de Cáceres Juan Noguera, Vicente García, José Vicente Morata, Fernando Aliño, Juan Lagadera, Pablo Ossorio, Rafael Muñoz, Sergio Terol, Argimiro Aguilar, el sastre Antonio Puebla, Julio simón y Alfredo Burguera.

Mientras allí se cataban vinos, el club Hipócrates del Colegio de Médicos celebraba otra cata, esta vez de cerveza. Entre los asistentes, la presidenta del Colegio Mercedes Hurtado, el doctor Manuel Yarza, el artista Lu Gorritz con Pilar García, Lola Otillo y el periodista Fernando Ferrando. La semana tuvo hasta cata de caviar en el Mercado de Colón.

En la parte cultural, May Pérez dio una conferencia sobre restauración en el Casino de Agricultura y Susana Lloret inauguró la exposición de la artista india Sheela Gowda en Bombas Gens. LLoret, que tiene un aire a Julia Awada, la mujer del ex presidente de Argentina Macri, estuvo acompañada por Hortensia Herrero, presidenta de la Fundación que lleva su nombre, Mª Angeles Fayos y Mayrén Beneyto, elegantísima en la boda de la hija de Ana Serratosa. Se celebró en la Masía Aldamar con cerca de cuatrocientos invitados. Lo más espectacular fue el jardín decorado con esculturas de luz del artista Javier Riera. Otra masía reconvertida en hotel, en Museros, reabría esta semana con otra fiesta de lo más concurrida.

Alimento para cuerpo y alma fue la cena que organizó Moddos dentro de su club Culturalia, que queda para cenar y comentar un libro. En esta ocasión fue el de Santiago Álvarez y le acompañaron José Vicente Tello, María Dolores Pérez Lis y Amparo Brell, Juanjo García-Rivera y Mercedes Paredes, María Dolores Enguix y Marcelo Soto, Cristina Pérez Broseta, Amelia Delhom y Encarna Roig.

Estos días también está promocionando su libro el escritor y columnista Ramón Palomar, que no contento con ir de bolos para presentar La Gallera, acompañó a Salva Alemany en la presentación de su última novela.

miércoles, 30 de octubre de 2019

50 años con Francis

Francis Montesinos es como ese viejo jersey de lana que tienes más de veinte años en tu armario. Reconforta tener una prenda que te ha acompañado durante años, que sigue estando ahí a pesar de la cantidad de nuevos diseñadores que aparecen y desaparecen, como la ropa que entra y sale de tu armario. Quizá por eso sus desfiles gustan tanto. Son familiares, son tan nuestros, que te sientes cómoda viendo sus estampados de color y su folklore tan valenciano.
Francis lleva cincuenta años en la moda, ¡ahí es nada! y hace unos días celebró un desfile en el Museo de la Fiesta de Algemesí. Fue un repaso a toda su trayectoria y se vieron piezas antiguas restauradas por el equipo de arte de Guillem Alventosa.

En Valencia tenemos diseño y moda pero también mucha tradición de sastres y modistas. Para muestra, los vestidos que se vieron en la boda de Carolina Murcia y Marcelo Soto, hijo de María Dolores Enguix, del Club Moddos. María Dolores iba espectacular de Alejandro Resta, y las invitadas no se quedaron atrás.
Esta semana el presidente del gremio Fran Tochena entregó el premio Joia al indumentarista Paco Albert. En el acto estuvo acompañado por compañeros de profesión como Ana Urango, Juan Carlos Pitarch, Lydia Garro, Enrique Pertusa, Victoria Tejero, Amparo Fabra o Alvaro Moliner, entre otros.
La semana tuvo más homenajes. El que dieron el Ateneo Mercantil y la Cámara de Comercio de Valencia en recuerdo de la Exposición Regional de 1909. Allí estuvo Carmen de Rosa y el presidente de la Cámara José Vicente Morata con las fuerzas vivas de la ciudad, como el presidente de la Fundación Bancaja, Rafael Alcón; la presidenta de la Fundación Per Amor a l’Art Susana Lloret, el joyero Rafael Torres, Vicente Caballer, Antonio Romero o el maestro mayor de artistas falleros José Ramón Espuig.
¡Más invitados! Pilar Pons, María José Albert y Laura Fitera, que llevaba uno de los abrigos que compró en el viaje a Uzbekistán. Laura no se perdió al día siguiente la conferencia que dio Cipri Quintas a la Orden del Querer Saber, capitaneada por Marisa Marín y a la que fueron casi todas sus integrantes.


El Rotary Club de Valencia también movilizó a una buena parte de la sociedad valenciana en el recital de góspel que dio el músico Bazil Meade en el Jardín Botánico. Acudieron los miembros del club, su presidenta María Veiga, Jaime Marco, Miguel Blasco, Román Amador o Elvira Ferrer.
Esta semana tuvimos hasta estrenos de cine. El festival de Paterna trajo a la actriz Carmen Machí. No se perdieron el estreno la actriz Inma Cuesta, Gloria López, Fuencis Martínez, Patricia Membrives y Sol Mayordomo.

martes, 22 de octubre de 2019

Cambio de ciclo


La vida social tiene ciclos, como la economía. A veces se calienta y no paran de invitarte a eventos y otras se enfría y no tienes ni un cumpleaños que celebrar. Los economistas dicen que sólo se puede hablar de cambio de ciclo cuando la curva es pronunciada y tiene una clara tendencia alcista. Es decir, que para que hablemos de expansión en la vida social, los eventos tienen que crecer semana tras semana.
Pues si dibujamos una curva durante las últimas semanas, el análisis de la vida social valenciana arroja un cambio de signo: estamos recuperando el ritmo, chicas. Parecía que la ciudad se había quedado dormida en la placidez otoñal, pero no, de repente ha reviscolado y como sigamos así, llegaremos a fin de año con las agendas tan llenas que vamos a necesitar una asistente que ponga orden en nuestro calendario social.

Para muestra, la semana pasada. ¡Qué de citas! La primera fue el lunes, en el NH collection un hotel súper mega pijo de la calle Colón. En la terraza del ático, Javier Monedero invitó a una cata de vinos con jamoncito de Lázaro Fernández. Allí estuvo Cristina Sánchez, Luis Bertomeu, el encantador crítico gastronómico Pedro García Mocholí, Constan García, Esperanza Vila y Franc Vila, un valenciano que fabrica relojes artesanales en Suiza. Esperanza y Franc estuvieron este verano en la gala de Unicef de Porto Cervo gracias a que el empresario donó uno de sus relojes. Fue una cena súper exclusiva, compartieron cócteles con Georgina Rodríguez, Adriana Lima y actores como Sean Penn o Adrien Brody, ¡Jo, qué pasada!
Al día siguiente, se inauguraba un restaurante Piur en Pascual y Genís que reunió a mucha gente guapa de la ciudad: Paula Bernal, Patricia Cerveró, María Cosín, Loreto Trap, Susana Aparicio, Verónica Jordá, Begoña Camps, Loles López, Eva Alapont, María Gómez-Polo, Patricia de la Viña, Gloria Pons, Carola Alegre, Viví Tomás, Laura Martínez,  Juana Camps, Arancha Pérez Pous, Carlos Pascual y Elena Ravello probaron las pizzas, bebieron vinito y hasta bailaron, que ahora los restaurantes de moda quieren que cenes y luego te quedes a tomar copas, así todo el gasto lo haces con ellos.

El miércoles la cita fue benéfica. La Asociación Victor E. Frankl, que ayuda a las personas a superar reveses de la vida, celebró su cena anual y anunció que el próximo encuentro mundial de la asociación se celebrará en Valencia en 2020. A la cena fueron Pilar Ríos, Toti Fita, Lourdes Herrero, las hermanas Piquer, las hermanas Mañez, Helena Tornero, Belén Sancho, Juan Lanzas, Lucía García de la Cuadra, Pilar Rodrigo, Angeles Lonjedo, Gonzalo Sempere, Mercedes Gimenez,  Antonio Márquez, Antonio Llombart  Cristina Perez Broseta, Alfonso Pascual, Socorro, Chimo Maldonado, Sofía Carpi, Mª Dolores Enguix y Marcelo Soto.

El día de los eventos por excelencia, jueves, más de una hizo doblete. En el Corte Inglés se celebraba una subasta de grabados antiguos a beneficio de la Casa Ronald, mientras el Olympia estrenaba el musical Flashdance, que nos retrotrajo a aquellos años de adolescencia en los que cada canción nos hacía suspirar por el chico guapo de la clase.

A la misma hora, la Escuela de diseño Andrespert celebraba un desfile a beneficio de la Fundación Harambee con más de trescientos invitados. Y José Puerta y Amparo Romero presentaban una nueva colección de novia con un coctel híper mega mono con crudites y hummus, tomatitos sherry y batidos sanos, ¡menos mal que alguien piensa en nuestra línea! Allí fueron María Camarasa, María Cosín, Claudia Bonet, Jaime Castell, Ana Polo, Isabel Solano, Cristina Velliard, Fernando Alfaro, María Picó, Paula Bernal, Lucia Zaragozá, Elena Ravello, Paloma Lila, Ana Clérigues y Lorena Oliver.

lunes, 14 de octubre de 2019

Mejor con amigas


Reconozcámoslo. Hay planes que son más divertidos con amigas que con tu pareja. Mal que le pese a tu Pepe, no es lo mismo escaparte unos días a Ibiza con él que hacerlo con tus íntimas; o celebrar tu cincuenta cumpleaños rodeada de un montón de amigos, como la canción de Roberto Carlos.
La semana ha sido prolífica en planes en pandilla. Laura Fitera, Mayrén Beneyto, Ana y Sara Joudí, Maria José Navarro, Amelia Guich, Inma Sobrino, Julia Pérez Broseta, Pilar Millán se fueron de viaje con un grupo de amigos a Uzbekistán. Han recorrido ciudades exóticas, mezquitas, minaretes y madrazas y se integraron tanto con el entorno que hasta se vistieron con abrigos de seda bordados que compraron en Bukhara.

Elvira Ferrer también celebró su fiesta rodeada de buenos amigos. Fue en su casa de Cullera y no faltó el pintor Enrique Senís-Oliver con David Phillips, Amado Ortells y Esteban Rodríguez, Tono Sanmartín, Juan Orts, Miguel Blasco y Jaime Marco.

¡Más cumples! Andrea Villafañe estrenó sus cuarenta y cinco añitos con una fiesta sorpresa, pero no para ella, ¡sino para su marido! “Llevamos 22 años y nunca me ha preparado un cumpleaños sorpresa, así que decidí sorprenderle yo a él. Me estaba probando un vestido blanco para la fiesta cuando una amiga me dijo que parecía de novia y se nos ocurrió organizar una boda sorpresa. Entré en el restaurante con un ramo y del brazo de Iván Martínez-Colomer, amigo de la infancia. Y Mónica Duart ejerció de maestra de ceremonia. Fue muy divertido”. Andrea estuvo acompañada por Ana García-Rivera, Nuria Galbis y Rafa Benasar, Ana Benito y Oscar Mariano, María José Duart y Juancho Pascual, Gerónimo Grollo y María Andreu, Eugenia Avelino, Marta Álvarez y María Alacreu.
La semana también tuvo hueco para actos benéficos. El jueves se estrenó la película de Paco Arango para ayudar a niños con cáncer. Fueron Sonia Colvee, Maida Roig, Rafa Alcón, María Sales, Carla Gómez-Lechón, Mónica Cruz, Carmina Durán, María Meco, Begoña Meléndez, Arancha Pérez Pous, Encarna Maeso, Elisa Escorihuela y Sally Corell.

Esta semana también se celebró la cena de San Donís en el Ateneo y la subasta que organizó One Day Yes en el Club de Campo K7.