domingo, 18 de mayo de 2008

¡Qué suerte, tengo comunión!

No sé que es peor, si organizar una boda, una comunión o estar invitada a las dos

Que levante la mano el que no tenga que ir de comunión este mes. Me temo que pocos se libran. Si vas de invitado, todavía lo superas, pero como tengas que organizarla… No sé que es peor, si vérselas con una boda o una comunión. Si invitas a muchos, vas de fanfarrón; si invitas a pocos, puede quedar de lo más desangelado. Si regalas un detalle a los postres, mal; ni no regalas, peor. Lo de las fotos, tremendo, las pobres niñas con esos posados tan poco naturales, ¡ay, que penita me dan! Y luego está el vestido de comunión. Tantos años pensando en cómo vestirás a tu niña y cuando llega el momento te dice que ese vestido ni hablar, que ella lo quiere como el de su amiga, ¡con el mal gusto que tiene la madre de su amiga! Y un buen día te ves convenciendo a tu hija de que llevar guantes y bolso es un horror y que confíe en ti, que la vas a conducir por el camino del glamour. ¡Quien te lo iba a decir a ti!

Por no hablar del sufrido papel de los papás de la comunión. Todavía me acuerdo de la foto de Isabel Preysler –por cierto, como está de joven en el último Hola- en la comunión de su hija Tamara, con un traje chaqueta beige de Chanel y zapato bicolor de la misma firma. Han pasado más de veinte años desde entonces y las mamás seguimos vistiendo igual, con el clásico traje chaqueta y zapatos de salón, ¡pero qué aburrimiento más total! Claro que cualquier intento de llevar la contraria te puede salir caro. Seguro que tu hija te reprochará durante años que no vistas como el resto de las mamás. ¡Un desastre!

Al final, no te queda más remedio que adaptarte a las circunstancias y tratar de sobrellevar la situación de la mejor forma posible. Eso sí, con los guantes y el bolso, no hay que transigir bajo ningún concepto. Como mucho, un tocadito en el pelo y que sea lo más natural posible. Y la sesión de fotos previa, ni hablar. El vestido se estrena el día de la comunión y no se hable más.

Y si sólo fuera la comunión de tu niña, pues lo llevas mejor o peor. Pero es que encima este mes no dejas de recibir invitaciones de comunión y para cada una tienes que poner a toda la familia de punta en blanco, sin repetir modelito. Ahí también tienes conflicto asegurado. Si vistes a tus niños con camisas del caballito, porque hay que ver qué pijos los vistes; si no estrenan ropa, porque los llevas de cualquier forma, con lo importante que es este día.

Menos mal que por lo menos en ropa de niños ahora hay mucho donde elegir. Me dan mucha envidia nuestras hijas, con la ropa tan chula que pueden vestir. Esta semana vi la colección de niños de Chloé y es para llevársela enterita. Vamos, que si hubiera talla de mayor, ya me hubiera quedado un par de faldas y vestidos, porque encima la ropa cuesta una décima parte que la de mayor, y son modelos idénticos a los de la colección del verano pasado. Ideales, la verdad. Y en Cristina tienen una ropa de locura para los más pequeños. Y en Bompoint, ni te cuento. Por cierto, que con esto de la crisis, hasta hay tiendas con descuento. Papos ya tenía un veinte de descuento la semana pasada, fíjate como deben estar las cosas.

Vamos, que a tus niños los puedes poner tan guapos como las gemelas de Tita Cervera. Eso sí, cuando termines las compras, entre zapatos, vestidos y peluquería infantil, apenas te quedará presupuesto para tu modelito. Gracias que existen los outlets, esas tiendas donde venden restos de colecciones anteriores. El que tiene Siete Mares en la calle Jorge Juan está fenomenal, tienes todo al 70 por ciento, hasta los vestidos de Chloé del verano pasado, esos de seda con falda de tablas y estampado sesentero. Monisimos y aptos para ir de comunión.

12 comentarios:

Di dijo...

Ay que pena estar tan lejos de Valencia para ir a ese outlet de Clhoé... tengo que investigar si hay alguno por aquí cerca.

Un beso y ánimo con esa comunión.

Bego dijo...

Gracias Di! Lo superaré... (espero)
Besos

jose_airam dijo...

Jajajajaja!ánimo con lo del bolso y los guantes.Cuando tu hija vea las fotos dentro de 10 años te estará eternamente agradecida.Yo todavía le agradezco a mi madre que no me vistiera de marinerito.No sabes cuanto.
Lo del mes de mayo y las comuniones es un horror.Y encimas,si tienes 30 primos como yo y eres el tercero todo esto se convierte en pesadilla.
Un abrazo!

Lady Lala dijo...

El FIN DE SEMANA QUE VIENE tengo una COMUNIÓN, y es una odisea lo del modelito!!!
Yo recuerdo mi comunión como un gran acierto de mi madre, que con gran criterio eligió un vestidito sencillo, alejándose de las niñas princesas con trajes pomposos, espero que el día que tenga que enfrentarme a esta situación sea como ella: IMPLACABLE, Y evitar marcar a mis futuros hijos de por vida con guantes y bolsos,o vistiéndolos de legionario, QUE HORROR!! jeej!!!
Besos.

Raquel dijo...

JAJAJA, PUES YO NO TENGO NINGUNA!

Bego dijo...

¡Treinta primos, Chema! qué fuerte es lo tuyo.
Raquel, ya te tocará, ya verás.
Besos a todos

stella cadente dijo...

Hola,
A mí lo de las comuniones este año ya no me toca, ¡menos mal!
Pero el año pasado me tocó la de mi sobrina pequeña, y fue algo horrible para mi hermana.
No sólo por organizar todo el festejo, que es para dedicarle no un comentario, sino un diario enterito. Lo peor es que a la vez que la comunión de tu niñ@ tienes la de los compañeritos del mism@. Al final, te encuentra como mi hermana el pasado año, con 15 comuniones y buscando estilismo para que la niña vaya mona en todas.
Resumen, le ha hecho un fondo de armario de Chloè, Blumarine, Dior y Polo a la niña que para mí lo quisiera... Las de la tienda” Acqua” en Oviedo se han debido de quedar encantadas.
De todas formas, si lleváis poca talla, la 14 de Dior y Blumarine no queda mal y es mucho más barata... (Lo he comprobado...).
En fin, te deseo mucha suerte en tu aventura, y que te mantengas firme en lo de "no al bolso y los guantes".
Un besazo a tod@s.

PS: Sobre la portada de la Isabel Preysler en Hola, sin comentarios... ha debido dejar el photoshop echando humo.
http://nosinmibolso.blogspot.com/

marisa dijo...

Bego!!!
A mí mayo me extresa muchísimo: comuniones, bodas, graduaciones, confirmaciones...jajaja un no parar!! Y encima el mes siguiente exámenes! ufff!!
Por cierto, es verdad lo de la colección de niños de Chloé, es súper bonita. Yo ya he picado con unos vestidos súper monos para mis sobrinas :)
Bueno que vaya bien la comunión, ese día las madres estáis atacadas de los nervios!

marisa dijo...

Un beso!!

Bego dijo...

Stella, ¡quince comuniones! Y sin repetir modelito... menos mal que mi niña toma la comunión con todas las amigas el mismo día, así me evito lo que le pasó a tu hermana, ¡uff, sólo de pensarlo!

Marisa, que bien verte por aquí. La colección de Chloe es ideal. Casi me gusta más que la de mayor.
Besos!
Begoña

chicochuc dijo...

Yo no tengo ninguna, pero ya me llegara. Me han dicho que son casi como bodas hoy en dia...
Mucho animo con la comunion y pase lo que pase que no consiga los guantes y el bolso!
Besos

Trapiello dijo...

Pues yo no tengo ninguna