miércoles, 4 de marzo de 2009

El pádel puede ser la solución

Hay búsquedas que las mujeres iniciamos a los diez años y seguimos en el empeño cumplidos los noventa. Por ejemplo, la del hombre que sepa cómo tratarnos cuando nos ve llorar sin causa aparente. Otra es la de un deporte al que aficionarnos; descartamos todos los que se practican en equipo, que eso es más cosa de hombres y de su antropológica necesidad de sentirse líderes de la tribu. Además, a partir de ciertas edades, nosotras aguantamos mal ciertas situaciones de tensión. Por eso ha triunfado Pilates, que es un deporte que se practica en grupo, pero no en equipo, y te permite echar unas risas y poner a parir a tu cuñada mientras esculpes los gluteos.

Pero Pilates es un complemento. Le falta el esfuerzo, el desgaste de un deporte…Hay que seguir buscando. El footing, descartado, sobre todo si usas más de una 90 de sujetador; nadar, podría ser, pero aparte de que te deja la espalda ancha -¡qué poco femenino!- es más aburrido que salir de compras por Sollana y además no te quitas de encima el olor a cloro en todo el día. Nada, descartado también.

El golf es pijito y podría ser la solución, pero requiere demasiado tiempo, y si ya es difícil compatibilizar trabajo y familia, ¡como para sacar una mañana entera para ir a pasear por el prado! Otra opción sería la bici, que está bien para dar un paseito por el cauce del río pero francamente, no me veo con el coulotte puesto para ir a la montaña ¡uff, no, qué poco glamour! Otra opción es el tenis, pero requiere una técnica muy depurada y quien no la domina se siente un poco ridícula en cuanto detecta que hay alguien mirando.

Por eso estoy emocionada desde que me he enterado que Yo Dona ha organizado un torneo de pádel. Definitivamente, el pádel puede ser la solución. Primero porque tiene un look mono: no es lo mismo ponerte una faldita blanca corta que un coulotte de ciclista, desde luego. La técnica según me dicen es más fácil de controlar que la del tenis y el ambiente es sin duda más agradable que el de una piscina, se presta a tomarte una cervecita al sol después de jugar. Además, desde que Aznar lo puso de moda entre los peperos, es un deporte pijito capaz de competir con el golf.
Y ahora viene lo mejor: la revista Yo Dona ha organizado un torneo femenino de pádel que empieza en Valencia el 2 de marzo, en el gimnasio K7 y donde puedes competir por parejas. Sólo hay que apuntarse en la web padelwomentour.com. Las novatas también nos podemos apuntar porque, además del torneo, dan clases para aprender los tipos de golpes y te enseñan trucos para el saque, golpe de pared o bolea ¡y es gratis!

No sólo el torneo empieza en Valencia, sino que la revista Yo Dona eligió Valencia para presentarlo. Organizó un cóctel ideal en el Hotel Las Arenas y se trajo como madrinas a la presentadora Mabel Lozano –con un Missoni monísimo- y a las deportistas Anabel Medina, número 1 del tenis femenino, y a la campeona de golf Itziar Elguezabal.

Charo Izquierdo, la directora de Yo Dona, explicó que el objetivo es que muchas más mujeres practiquen este deporte, tradicionalmente masculino. Y luego habló Marta Torrado que se declaró lectora incondicional de la revista y la sala se empezó a llenar de señoras estupendas, como las hermanas Fitera, Blanca (de Miu Miu) y Laura (de Prada), las diseñadoras Dolores Cortés y Noelia Navarro; la directora de Vuitton Valencia, Matilda Guerrero con el bolso último modelo -el speedy con graffiti fluorescente-, junto a Oscar Montecatini, Juana Ballesteros, Lidia Salinas, Lola Tortaja y María Jesús y Lola Frigols; la relaciones públicas Rocio Bacharach; las diseñadoras de alta costura Marta de Diego y Presen Rodríguez; la presidenta de la Asociación Dos Aguas Isabel Cosme y un montón de lectoras de la revista, que posaron divertidas en el photocall.

El cóctel que sirvieron el Las Arenas fue de lo más variado, una mezcla de cocina local -fideua de rape y marisco-, oriental –sushi y rollitos vietnamitas- y española -jamoncito del bueno, moldecitos de tortilla de patata-. De postre, mini tartas de queso y espuma de trufa con brunoise de naranja confitada. ¡Habrá que pedir hora para jugar al pádel, pero ya!

8 comentarios:

Blair dijo...

Ja,ja,ja...creo que me has convencido,tendré que probar el paddle!!El pilates me encanta pero hay pocos sitios donde tengan la maquinaria completa y son carísimos(por lo menos en mi ciudad).
El golf me gusta mucho,no sólo por el look(Je,je)si no porque cuando hace solecito es un placer"pasear por un prado",perdón,quiero decir por el campo.La pega efectivamente es que tienes que tener mucho tiempo,imposible un día de diario!!1besote

jose_airam dijo...

Vaya, no se yo si con ese cóctel luego apetecería hacer mucho deporte...
El paddel cansa muchísimo y se hace más esfuerzo del que se piensa, asi que si, es un deporte ideal.
Besos!

Sol dijo...

O sea ¿padell? o ¿paddelljo tia, que se suda.,,,Con Mabel Lozano no puedo, no puedo, no puedo...
Besos guapa.

Marieta dijo...

Me has matado de risa con el comentario de Sollana; espero q no tengas ninguna lectora de allí. jajajja. Yo uso la misma expresión pero con Favara
¿Qué le habremos hecho a la marjal para pagarlo con ella?

srta a dijo...

jolin Begoña, vaya concepto de la mujer que tienes, ir a hacer algo de deporte no tiene q implicar "poner a parir a tu cuñada" para que lo disfrutemos...

Aisss...

Besets!!

Begoña Clérigues dijo...

Sol, pues a mí Mabel Lozano me pareció un encanto...
Marieta, dije Sollana como podría haber dicho Xirivella, Picassent o Catarroja :)
Besos y gracias por dejar comentarios!
Bego

Beside the world dijo...

EL padel es muy divertido... pero creo que te sientes más realizada con el tenis! sientes que haces más deporte (al menos para mi gusto)...

El post muy gracioso...!!!

men'scloset dijo...

Te invito a que te pases por este nuevo blog de moda masculina.

http://mencloset.blogspot.com/

Un saludo!