viernes, 21 de agosto de 2009

¿Cómo se viste una vieja roquera para no dar el cante?

Concierto de Miguel Rios en el puerto de Alicante: 15 de agosto, mucho calor y mucho rocker trasnochado. Y allí estaba yo, de vieja rockera, saltando con mis chanclas brasileñas, después de romperme los sesos pensando qué debía ponerme para ir a un concierto de carrozones rejuvenecidos. Fue entonces cuando me dí cuenta de que lo vestir bien es como el mito de Sísifo, ese pobre condenado a empujar perpetuamente un peñasco gigante montaña arriba hasta la cima, sólo para verlo a caer rodando y volverlo a subir una y otra vez. Con el fondo de armario, sucede lo mismo; cuando ya piensas que dominas el arte de saber vestir en cada ocasión, va y te invitan a un concierto de Miguel Ríos y no sabes qué modelito escoger. ¡Ay, qué desastre! Años y años de vida social para acabar dudando como una inexperta quinceañera.
Empiezas a barajar alternativas: piensas en Raquel del Rosario, la mujer de Alonso, que siempre va a los conciertos con shorts vaqueros, pero si no tienes sus piernas, estás perdida; te acuerdas de Isabel Preysler en un concierto de Enrique Iglesias, pero tampoco; ella siempre recurre al negro total, pretendiendo darse un aire juvenil, y sólo consigue parecer la madre del cantante.
Si al menos el concierto fuera en invierno, estaría chupado: el invierno que viene casi toda la ropa tiene estética roquera: chupas de piel negra, bolsos de piel con tachuelas, leggins y camisetas… Pero no me veo un 15 de agosto en el Puerto de Alicante con cazadora de motero, la verdad… Total, que al final, imitando el look de la Infanta Elena en el concierto de Madonna, opto por los sufridos vaqueros, que lo mismo valen para un roto que para un descosido. Pero cuando ya he salido de este trance más o menos airosa, va y me invitan a uno de los saraos de la Formula 1…
Resulta que el próximo finde, el hotel Room Mate Marina, un hotel tan moderno como su dueño, Quique Sarasola, ha montado un super plan para ver las carreras de Fórmula 1 desde el ático, que tiene unas vistas súper privilegiadas del circuito. El plan es el siguiente: el sábado, cóctel de bienvenida, aperitivos y fiesta alter party hasta la 1 de la mañana, con dj en directo, bar y coctelería. El domingo, a las 12, brunch mientras ves la carrera Porsche mobil supercup; más cócteles y tapeo y a las 2 de la tarde, después del Gran Premio, comida y champagne y para rematar Alter Party hasta la madrugada con batucada en directo, masajista, dj’s en directo, coctelería y hasta crupiers para las mesas de póker. Y la cuestión es: ¿Qué te pones para un plan desde las 11 de la mañana hasta la una de la madrugada y con un calor de morirse? Ay, qué difícil… y además, a ver qué modelito resiste un día entero.
Después de semejantes pruebas, vestirse para la cena de gala de la Fórmula 1 del próximo sábado será coser y cantar. Este año no habrá el Amber Lounge porque el año pasado fue un fiasco, ¿os acordáis, esa fiesta que montan los ricos riquísimos para ellos mismos y que el año pasado acabó con cuatro buscavidas de ambos sexos vagando por la pista del baile del Hilton?.... Aquello evidenció que Valencia no tiene tantos ricos como pensaron los amigos de Eclestone o que aquí los ricos se estiran menos que un portero de futbolín.
Así es que sin el Amber Lounge, la fiesta más in de la fórmula será la gala de Valmor, que este año cuesta la tercera parte que el pasado: doscientos euros, que sigue siendo una pasta, pero mucho más llevadera que los seiscientos que pagaron el año pasado cuatro despistados. Además, con lo que se recaude van a echar una mano a la gente de la fundación Pequeño Deseo, que ayuda a cumplir los sueños de los niños enfermos.
Me cuentan también que ya hay invitados del faranduleo confirmados, no se sabe si previo cheque: Carlos Sastre, David Villa, Eugenia Martínez de Irujo, cantantes, actrices…. Y ojo a los uniformes que llevarán las azafatas porque me han chivado que están diseñados por Javier y Javier y aunque es secreto, seguro que son chulísimos. ¡Ay, quién pudiera vestir de uniforme, como las azafatas!

3 comentarios:

Zepequeña dijo...

Este hombre tiene un pacto con el señor don diablo. Esta francamente genial para la pila de años que tiene que tener...

Zepequeña.

srta a dijo...

a estas horas ya debes estar allí, ya nos contarás cómo saliste del dilema ;)

UN beso y disfruta!

Raquel Gratis total dijo...

con chanclas en un conicerto? mujé que como te pisen te matan!!!