jueves, 15 de octubre de 2009

La revolución de los pobres

Los mil euristas hace tiempo que apenas se distinguen de los asquerosamente ricos en la forma de vestir. Antaño, si tu padre tenía pasta se notaba porque tú llevabas unos Levis etiqueta roja; si tenía un buen pasar, los llevabas etiqueta naranja; y si en casa iban justitos, le las arreglabas con los Quenk. Por eso Zara fue una revolución: porque ha conseguido que un cuatro chavos y mucho gusto, puedas ir la mar de mona sin que se note que no llegas a fin de mes.
Esa es una de las grandes revoluciones de nuestra época: la de que los ricos chinchen y rabien porque ya no hay que los distinga de las clases medias, y ahora andan montando clubs para al menos reconocerse entre ellos.
Esa revolución la empezaron los suecos de H&M y Amancio Ortega con Zara. Luego los de Ikea se la llevaron al mundo de los muebles. Y ahora Mercadona está llevándola al mundo de los potingues y las cremitas. Popularizar la calidad, esa es la meta; productos buenos a precios asequibles hasta para la hija de una divorciada mileurista mal avenida con su ex marido.
Lo último que ha lanzado Mercadona es una línea de productos para el pelo desarrollados por el peluquero Tono Sanmartín. La colección no tiene nada que envidiar a otras líneas que llevan nombres de peluqueros ingleses o franceses. Lo que pasa es que a veces somos tan snobs, hija, que nos parece que lo de fuera va a ser mejor. Mercadona y Tono Sanmartín se han ido a los proveedores de las mejores firmas de cosmética capilar, sólo que en lugar de comprar 10.000 kilos de queratina, por poner un ejemplo, pues han comprado varias toneladas, porque fíjate la de puntos de venta que tiene Mercadona. Y así han conseguido unos champús y lociones y acondicionadores que se venden por menos de tres euros, pero que tienen la misma calidad que otros productos que se están vendiendo por 30, con los mejores activos e ingredientes cosméticos.
La colección tiene productos para todo tipo de cabello: rizado, liso, dañados, rebeldes, sin volumen… Y los productos para niños son ideales, hay hasta gomina para niños a partir de 3 años. Lástima que los envases no sean más modernos, se nota que no han querido invertir mucho en diseño para ajustar el precio al máximo.
Y mira tú por donde, lo que ha hecho Mercadona con los ingredientes de las cremitas para el pelo es exactamente lo que hizo Amancio Ortega con materias como el cashmere. Antes, para encontrar un suéter de cashmere tenías que ir Prada, a Gucci o a firmas super elitistas y carísimas como Malo o Cruciani, que nunca bajaban de los 400 euros. Pero hete aquí que Amancio se va al mismo proveedor de cashmere de Cruciani y le dice que en lugar de los 1000 suéters que produce Cruciani al año, él va a producir un millón, y que si le rebaja considerablemente el coste, le comprará a él toda la materia prima. Con el volumen que maneja Amancio, puede bajar tanto los precios que hasta el cashmere pasa a estar al alcance de todos los bolsillos.
Los peluqueros están que trinan con los productos para el pelo de Mercadona. Se ha acabado eso de que vayas a cortarte las puntas dispuesta a gastarte 15 o 20 euros y, entre cotilleo y cotilleo, te dicen que necesitas una mascarilla de 25 euros porque tienes el pelo fatal y tú por no decirle que no a la cajera o por miedo a que te llamen tacaña, vas y te lo llevas y te acaban devolviendo el recibo del gas por culpa de la puñetera cremita para las puntas. Con los productos de Tono Sanmartín, que son una pasada, en lugar de 25 te gastas 3 euros.
La misma empresa valenciana que ha producido los productos de Tono Sanmartín, distribuye el último perfume de Francis Montesinos, que se presentó esta semana en su boutique de la calle Conde Salvatierra. El perfume se llama Alba y la presentación estuvo amenizada con una albà cantada por Mª José Peris, champagne con fresas, bombones y macaroons. todo tan goloso como el nuevo perfume, que huele a regaliz, vainilla, frutas y flores.

7 comentarios:

Di dijo...

Son de alguna línea especial o es la que ya está a la venta? Es que a mi es recomendarme un potigue y entrarme unas ganas de tenerlo...

Violeta dijo...

A mí me encantan los productos de Loreal y si los compras en el super tienen buen precio. Lo que hay que hacer es usar poco producto no por ahorro sino porque es suficiente, tendemos a pasarnos.
Totalmente de acuerdo con Zara y H&M donde tambien compran las ricas aunque a ellas se les reconoce por los relojes y los bolsazos.
Bes

Mayte de la Iglesia dijo...

¡¡Hola Bego!!

Te voy a contar un secreto. Un grupo de italianos que trabajan en los equipos de Miu Miu y Valentino cuando vienen por España de vacaciones pasan por el Mercadona y arrasan con la crema corporal de aceite de oliva, el tratamiento facial al caviar y todo lo que se les ponga por delante realacionado con lo capilar. A este paso y cuando vean esta nueva coleccion que nos presentas, los veo retenidos en el aeropuerto por contrabando y sobre facturacion.
Bs

Y aparte de todo... GUAPA... dijo...

Me parece fántastico tu blog!
saludos desde México.

Begoña Clérigues dijo...

Di: los productos ya están a la venta, pero la línea es enorme ¡70 referencias!
Ya me contarás que te parecen...

LadyGrett dijo...

Me das el mejor motivo para ir a Mercadona!

Gracias por la info, les hare el control de calidad con mi exigente melena

Eva dijo...

Los productos se llevan vendiendo hace tiempo Stylus o algo asi, yo estoy probando las cremitas y tal
La de caviar deluxe por 8 euros, para la cara de noche es fantástica.
La del cuerpo de aceite de oliva te deja la piel supersuave y huele muy bien.
Ahora estoy probando con la leche desmaquilladora (no llega a 2 euros), el tónico facial (idem) y lo próximo que compraré es el rellenador de colágeno para las arruguitas del labio superior, me lo han recomendado y vale creo que 8 euros!!! Mira que me habia pasado a la farmacia pero es que son buenisimos.
Lo que no me gusta demasiado es su linea de cosmética (labiales, pintauñas, maquillajes...) a mi no me han ido muy bien.