miércoles, 7 de octubre de 2009

A vender muebles por soleares

Cuatro chicas provocativas enseñando más de lo que permite el buen gusto puede que siga siendo suficiente para atraer a los hombres -¡¡¡qué básicos Dios mío!!!- pero ya no sirven para atraer a los compradores en una feria. Ahora el negocio se ha sofisticado. Si quieres vender, tienes que dar mucho más: estilo, carácter, seducción, un barniz cultural y, desde luego, mucha emoción.
En la Feria del Mueble se han dado cuenta y han decidido renovarse o morir. Para empezar, han cambiado de nombre: Antes, feria del mueble –¡uff, qué simplón!-; ahora, ‘ideas y pasión’, un concepto de lo más glamouroso. Los autores del cambio han sido los chicos de Cul de Sac, que se lo tienen un poco creído, pero con razón. Suya fue la inauguración de una tienda Bulgari en Milán, el proyecto de la joyería de Trini Gracia y la inauguración de HM en Colón.
La feria ha cambiado el nombre y también de logotipo. Tras mucho darle vueltas, los creativos han llegado a la conclusión de que no podemos ganar a los italianos en el diseño, ni a los franceses en la sofisticación y elegancia… Si en algo destacamos los españoles es en el genio, la pasión y la raza, ¡ole que sí! Fíjate cómo son las cosas: tantos años despreciando la España cañí, gitana y flamenca, y ahora resulta que lo más moderno del mundo mundial es el toro de Osborne
Otro de los cambios que necesitaba la feria era sacarla del recinto ferial y acercarla a la ciudad. Desde luego, es más divertido pasear frente a los escaparates de Vuitton que del Hotel Feria. Solución: escogieron la Plaza más pija de Valencia, la del Patriarca, para la fiesta de inauguración, a la que llamaron “Noche Española”. Cubrieron toda la plaza con una carpa y la ambientaron con música y baile flamenco. Los guitarristas tocaban desde uno de los balcones de la Iglesia del Patriarca, mientras las bailaoras actuaban sobre una pasarela a cuatro metros de altura: la cola de sus vestidos eran las cortinas que iban descubriendo el espacio. Vamos, nivelazo de fiesta.
El público, distinto al habitual: compradores, expositores, modernos y muy pocos políticos. Un ambiente más serio y menos petardo que otras fiestas. Bueno… salvo excepciones. ¿Qué pintaba Rappel en una fiesta tan glamourosa? Me quedo tranquila cuando me explican que acompañó al presidente del colegio de arquitectos, al que le une amistad gracias al club de rotarios. ¡uff, menos mal!
La fiesta española no fue la única de la semana. El lunes, una de las firmas valencianas de mueble más internacionales, Andreu World inauguró una exposición en el Mercado de Colón. Esta gente de Andreu, de Torrent de toda la vida, empezó a innovar cuando muchos creían que eso consistía en cambiar a la mujer por la secretaria y ahora exportan el sesenta por ciento de sus sillas, así es que la crisis les afecta pero menos. Allí estaba el heredero de la saga, Melchor, “super-melchor” para los amigos, un poco mosca porque había canapés hechos con tinta de calamar y pensó que eso podía ensuciar los dientes de sus invitados… No me digan que eso no es estar pendiente de los más mínimos detalles.
Las fiestas se han sucedido durante toda la semana: el estudio de Verónica Montijano organizó una exposición denominada “Rojo” con piezas de diseño español de Javier Mariscal, Dalí, Patricia Urquiola, Vicky Martín Berrocal, Manolo Blahnik, Rafael Catalá y Jaime Hayón para Lladró. Todo muy ibérico, hasta el jamón.
El jueves, Martínez Medina –Mobisa- organizó un Culturelab en su tienda de Marqués de Dos Aguas. La idea era reunir a un pintor, un escultor, una diseñadora y un arquitecto a modo de experimento creativo. “Las ideas chocan entre sí, creando las sinergias que calman las mentes más inquietas”, dicen los que saben de esto. La convocatoria fue un exitazo. Lleno total.

La misma noche, el estudio del arquitecto Ramón Esteve convocó a gente de la alta sociedad valenciana, la arquitectura y el diseño para mostrar sus últimos proyectos. Por allí pasaron: Carmen Alborch, Maria José Lladró, Fede Serratosa y su mujer, el futbolista Iván Helguera; el diseñador Nacho Lavernia y Lucía y Alberto, de Cul de Sac, que no han parado en toda la semana.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Madre mía, cuánto evento y yo sin enterarme. ¿Hay alguna manera de enterarse antes de que ocurran?

xuruargo dijo...

Super-Duper site! I am loving it!! Will come back again – taking your RSS feeds also, Thanks.

online pharmacy

sawiteam dijo...

Great work keep it coming, best blog on earth

aromatherapy world

talulard dijo...

I hope you will keep updating your content constantly as you have one dedicated reader here.

cheap clomid

yoxorote dijo...

Your blog looks nice, even so it would be far better if you’ll be able to use lighter colors too as a professional design. This will make sure that a lot more readers come to check it out.Informative post by the way!

nolvadex