miércoles, 20 de abril de 2011

La lista de Angela Pla

A finales del siglo XIX la señora Astor, una de las grandes damas de Nueva York, creo una lista para tratar de poner orden en la agitada vida social neoyorkina, a la sazón invadida por nuevos ricos llegados del oeste americano y por miles de inmigrantes recién desembarcados de Europa que malvivían por las calles. La lista de la señora Astor contenía cuatrocientos nombres, la crème de la crème de la sociedad neoyorkina y ni que decir tiene que hubo tortas por conseguir un sitio en su agenda. Se organizaban fiestas en el hotel Waldorf donde las señoronas lucían trajes de hasta diez mil dólares de entonces y collares de perlas que llegaban hasta el suelo.
Los Vanderbilt, los Fish, los Belmont, los Morgan, los Bradley… eran algunas de esas familias bien que pasaban los veranos en Newport y vivían pendientes los unos de los otros, buscando matrimonios entre ellos o enviando a sus multimillonarias hijas a Inglaterra en busca de un marido con título nobiliario.

Ángela Pla, la directora de la revista Tendencias, no es la señora Astor, ni puñetera falta que le hace, pero es un crack a la hora de manejarse en la vida social valenciana. Sólo ella es capaz de reunir una vez al año a lo más granado de la sociedad valenciana en una cena. Lo hizo el jueves, igual que lo había hecho ya el año pasado, y como la cosa siga así, la agenda de la Pla va a ser algo así como la lista de la señor Astor. Así es que, chicas, si tenéis aspiraciones sociales, si para vosotras es importante figurar entre los grandes de la sociedad valenciana, id buscando la forma de haceros amigas de la Pla.

Generalizando mucho podríamos decir que en Valencia ha habido hasta ahora dos grandes grupos sociales: las familias con titulo nobiliario que se reúnen en torno a la Hermandad del Santo Cáliz. Ahí están los barones de Llaurí y Santa Bárbara; los Manglano, los Noguera, los marqueses de Cáceres y de Torrefranca, etc.
El otro gran pilar de la vida social son las familias de alta burguesía, la mayoría enriquecidas gracias a la exportación de naranjas y a la incipiente revolución industrial valenciana durante el último tercio del siglo XIX y el primero del XX: los Villalonga, los Simó, Boluda, Casanova

Quizás haya llegado el momento de crear un tercer pilar, una nueva lista de gente que no pertenece ni a uno ni a otro grupo pero que son quienes realmente están pintando algo en la sociedad valenciana. Y buena parte de esa gente es la que asiste a la cena anual de los Premios Tendencias. Políticos, empresarios, gente del mundo de la moda y del diseño, estrellas mediáticas, etc. Vamos, el rejuvenecimiento de la sociedad valenciana que ya no vive de sus títulos ni de la fortuna amasada por sus abuelos.

La presentadora de la gala fue Nuria Roca, que se descolgó diciendo que las cajas de ahorro están fatal y que se iban a vender. Fue como nombrar la soga en casa del ahorcado, porque entre los patrocinadores del evento estaba la Asociación de Impositores de Cajas de Ahorros, dirigida por Ángel Villanueva, que lleva años apoyando iniciativas culturales y solidarias en toda Valencia.

Entre los invitados, hubo políticos de primera línea como Rafa Blasco, Alfonso Rus y Esteban González Pons; diseñadores -Juan Andrés Mompó, Alejandro Vidal con su hijo Vidal, Presen Rodríguez, Amparo Chordá-, nombres del diseño y la arquitectura como Ramón Esteve, Carlos Salazar y Carlos Serra, y un montón de gente principal, desde el empresario Juan Roig con su mujer Hortensia Herrero, vestida de Marta de Diego (como María Cosín y Mayrén Beneyto), hasta las hermanas Laura y Blanca Fitera. De los madriles vinieron Fiona Ferrer, Clara Courel, Mayte de la Iglesia, Andrea, la hija de Carlos Pascual, y Nuria March.

En la mesa principal se sentaron Alfonso Rus con su mujer Begoña Ricart, que causó sensación entre algún periodista de moda madrileño poco acostumbrado al poderío valenciano. Junto a ella, Consuelo Císcar con su pelo rojo chillón, otro fogonazo a los sosos ojos de los estilistas de tierra adentro. Francis Montesinos con Paola Dominguín, las modelos Nieves Alvárez y Sandra Ibarra, a cuya fundación de solidaridad frente al cáncer iban destinados los beneficios de la cena. Y como anfitriona Ángela Pla, con un vestido palabra de honor de lo más sexy de Amparo Chordá.

2 comentarios:

Le garçon avec les lunettes, dijo...

cute cute cute outfits!!!

MY CUP OF COFFEE

Anónimo dijo...

Creo que jamás nadie ha definido mejor el espectro social valenciano en tan pocas palabras Begoña. Dos pilares 'valencianots' de toda la vida... a los que añadiría algún que otro apellido, ya tu sabes!

Y ese tercer pilar, pues bien... ahí está la Pla... que es mucha Pla, apoyada por un infatigable Juan Lagardera, no se puede tener mas temperamento y mejor sentido del trabajo, para apoyarla, guiarla y ayudarla en todas sus iniciativas.

Los de Moddos intentan hacer algo parecido, pero parece que otros ya les llevan algo de ventaja.

Felicidades por el post, como siempre!

Fdo.: Un sociólogo