lunes, 7 de abril de 2008

De cháchara en el Westin

Ahora entiendo porqué el Westin pidió que fuéramos vestidas “relajadas” a la inauguración de su terraza. Si es que la fiesta no pudo ser más agradable: con música soul en directo, silloncitos blancos rollo ibicenco, champagne Veuve-Clicquot a tutiplén, sushi… ¡sólo faltó el jamoncito del bueno! Y claro, con esos ingredientes, no es extraño que hasta la compañía fuera buena y la conversación no digamos, que cuando estás a gusto se te pasan las horas de cháchara y, además, “te ponen al día en todo”.

Para empezar, alguien me explicó la diferencia entre un spa y un wellness, que yo pensaba que eran lo mismo, ¡pues no! Un spa es un balneario en el que puedes darte masajes y baños en el circuito termal, y un wellness es un gimnasio que también te ofrece relajación y ocio. Precisamente el regalito del Westin para las chicas (los chicos tarjetero de Loewe personalizado) fue un bono regalo para su Carola Health Club, fundado por el italiano Angelo Caroli y de lo más elitista (tiene centros en Madrid -Serrano-, Porto Cervo o Saint Moritz). Es más que un gimnasio, es un club que ofrece entrenamiento y dietas personalizadas, clases meditación, masajes, estética, fitness… un lujazo. Bueno, y el regalo es para un tratamiento corporal “Reyes del Nilo” que promete “la relajación más intensa y el bienestar de reyes y reinas”. ¡Habrá que probarlo!

Hablando, hablando, me enteré de más cosas: que las fantásticas sillas estilo Luis XV de una de las galerías de acceso a la terraza están diseñadas por una empresa valenciana que ya las fabricaba idénticas hace treinta años. Hay que verlas, son muy peculiares, con un respaldo en forma de huevo y tapizado brocado, contrastando con el resto del mobiliario, más moderno. El interiorismo es obra del estudio Cota Cero. Una de sus diseñadoras me contó que como el edificio del Westin es del Ayuntamiento, Rita Barberá les pidió que, en la medida de lo posible, los proveedores de muebles y lámparas fueran valencianos ¡esa es nuestra alcaldesa! Y así fue. El resultado, genial, el hotel tiene un toque inglés que me encanta y los muebles de la terraza son ideales, hay que tumbarse en las chaise longe blancas para sentirse como una reina, que da nosequé poner los zapatos encima. Menos mal que me dijeron que no pasa nada, que es polipiel y que están hechos para eso. Al principio te puedes sentir un poco cohibida tumbándote a la bartola en público, pero en cuanto te has tomado una copita, ya te da igual tres que treintaytrés.

El viernes, la gente no se llegó a tumbar, porque la verdad es que hacía fresco y casi todos acabamos cerca de la barra de bebida (¡ale, a beber!) y en cuanto te tomas un par de copas empiezas a hablar por los codos que da gusto. Por eso también me enteré por Mª Ángeles Miguel que tenía que ver su escapare de Hermès sin falta, porque había quedado precioso. ¡Qué envidia me da todo el día rodeada de objetos tan bonitos como los de Hermès! Dicho y hecho. El sábado pasé y tenía razón, la decoración es exquisita, un homenaje al colorido de la India. Y, claro, si me dieran a elegir, no sabría con qué quedarme. Menudo vestido caftán de piel blanca bordada, y qué bolsos… ¡Hasta las bolsas de tela para hacer la compra en el mercado tienen glamour! No se yo si me atrevería a meter los puerros y las cebollas en ellas, me daría pena, la verdad…

Total, que aunque no éramos muchos los invitados – se echaron en falta más caras conocidas - la reunión fue como el dress code: relajada, divertida (genial Cuchita Lluch contando cómo se había llevado de fiesta a un directivo de Disney a la inauguración de la discoteca Mya, que está junto a la terraza del Umbracle) y, sobre todo, nos dio para mucho que hablar.

9 comentarios:

Maria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
chicochuc dijo...

Que envidia. Sobre todo el regalo. QUe lo disfrutes!
Besos

El Notable dijo...

Hola! tengo ya ganas de ir otra vez a Valencia! me encanta tu blog. Te paso la direccion de mi blog (que es nuevo) a ver si te gusta.... bye-bye!

El Notable dijo...

ooops! no puse la direccion:
es
http://elnotable.blogspot.com/
ahora si bye!

thesil dijo...

Al leer tu crónica me ha entrado una envidia... pero de la sana eh!Me alegro que disfrutaras tanto de la invitación y qué genial los regalos tanto el de chico como el de chica!Estos del Westin se estiran eh!
Ah!Y muy bien por la Barberá, admiro muchísimo a esa mujer.
Un beso

Shopaholic dijo...

Vaya, que bien suena todo, que envidia!
Disfruta de tu super-tratamiento de relajacion.

Un besazo!

Raquel dijo...

Tienes mail?? Quiero consultarte una cosa!!

Bego dijo...

Claro Raquel: begocl@gmail.com

ampa dijo...

Hola, me ha gustado mucho tu blog yo tambien soy de Valencia, aunque no de la capital. Un saludo