lunes, 10 de noviembre de 2008

James Bond y el primo de Obama

Barack Obama tiene un primo de Zumosol que trabaja de portero en Las Animas Puerto. Un tipo gigantesco que el jueves enterró mi autoestima bajo los adoquines de la acera que, por la cara bonita de alguien, habían alfombrado y acordonado en la puerta de la discoteca. Me planté allí más contenta que una quinceañera en una fiesta con los chicos de High School Musical. Llevaba el pelo recién peinado por el mejor peluquero que puesto sus manos sobre mi cabeza en los últimos cinco años, Jesús Navarro, que trabaja en Toni and Guy y que ya lo quisieran para sí las chicas de Hollywood en la entrega de los Oscars. Pues bien, conforme llego a la puerta, el primo de Obama me echa a un lado y me dice que mis lindos zapatos de Chapeu no iban a pisar el mismo suelo que los de James Bond, que era la estrella invitada de la fiesta.

Me quedé en la puerta muerta de frío y esperando al agente 007, a ver si él les daba su merecido a las chicas de la agencia Bloody Mary (vaya nombre para una agencia), que eran quienes me habían invitado a mí y otra docena de periodistas que corrían mi misma suerte. ¿Por qué demonios las grandes empresas de Madrid se resisten a confiar estas cosas a las agencias de comunicación de Valencia?, ¿cuántas veces tienen que meter la pata para darse cuenta de que el hecho que seas de Madrid y más o menos pija no garantiza un trabajo bien hecho?... Corcholis, con lo bien que lo hubiese hecho nuestro amigo Josep Lozano, ese hombre de Alginet que antes hipnotiza al primo de Obama que permite que un invitado suyo se quede en la puerta.

La noche avanzaba, mi ira crecía, mis pies se congelaban y allí no aparecía James Bond, ni su novia ni el de las escenas de riesgo. Sólo tres o cuatro actores cuyo minuto de gloria en la película empieza y acaba cuando salen los créditos. Lo más glamuroso que se dejó ver por Las Ánimas fue la modelo Cristina Piaget, con un palabra de honor que ni fu ni fa; Paloma Lago, con un Herve Leger que no le dejaba respirar; Antonia Dell’Ate, tan locatis como siempre, y actores de series de televisión españolas…¡uff, uff, uff! En fin, un fiasco y cero glamour. ¿Para eso tantas medias de seguridad?

Y lo peor fue que llovía sobre mojado. Ya me habían dicho que durante el estreno de la película en el Palau de les Arts hubo sus más y sus menos cuando más de un invitado, de la gente más principal de Valencia, se cogió un cabreo de aupa hartos de que sentirse burlados y maltratados por los organizadores del evento y de esperar más de dos horas a que llegasen los actores. Vaya, que lo de las chicas de Bloody Mary fue sólo una parte de un problema mucho mayor. Por cierto, qué vestido tan ideal llevaba Inés Ballester, un Burberry Prorsum, ¡monísima!

Menos mal que esta semana pasaron más cosas además de Bond. El miércoles, El mercader de Indias organizó un cóctel para presentar su nuevo espacio Nabu; y el mismo día y a la misma hora se estrenó la obra de teatro “La dama del mar”, con Angela Molina como protagonista. Con la excusa de que el vestuario era de Giorgio Armani, el director de Emporio Armani en Valencia, Rafa Pérez Higón, invitó a un grupo de amigas y clientas a tomar una copa antes de ir al estreno al Principal. De la obra, no me pregunten, por favor. Dice un amigo que todo lo que dirige Robert Wilson es un coñazo, pero seguro que había un par de catedráticos de Estética de los Nuevos Lenguajes Post Cognoscitivos gritando ¡esto sí que es arte! Uff, será que no entiendo, pero a mí cada día me gustan más las cosas sencillas y descomplicadas, vamos, como que estoy deseando ir a ver High School Musical sobre hielo con mis niños, ¡eso no me lo pierdo!

8 comentarios:

jose_airam dijo...

ufff...menudo trago no?pero al final entraste o no?Mira que yo vivo en madrid, pero en lo que dices tienes mucha razón. Nadie mejor para organizar algo en una ciudad que alguien que vive en ella o relativamente cerca. Pero vamos, que ya veo que no te pierdes una.
Besos!

Bego dijo...

No, Jose, no entré, pero según me cuentan no me perdí nada.
Besos!
Begoña

Lapetitefille dijo...

acabo de descubrir este blog.. y me encanta.. por que aun que este en paris me sigo enterando de las cosillas y eventos de valencia.. por cierto.. esa noche el james bond estaba en las arenas tras al premiere tomando un cocktail y olga tb!(eso me han dicho)

muaa!!

Lapetitefille dijo...

vale espera... estuviste en el desfile del gremio de sastres y modistas??? ajaja ayi estudie dos años antes de venirme a paris.. y segun me comentaron..juan andres mompo fue lo mejor.. del resto me abstengo!

muaaaa
pd: alguien en comun tenemos que conocer seguro!!

Raquel Gratis total dijo...

vaya tela, no dejarte entrar a ti!!!! si estoy yo monto el pollo en plan gitano!!!

Lila Ortega dijo...

jajajjaa es perfecta tu crónica!
De verdad que pasa cada cosa con las agencias de prensa que surgen como setas y olvidan lo más básico...
Siento que el encuentro cercano con ese prototipo de Adan, haya resultado tan poco estimulante...
Al fin de cuentas... ¿Quien quiere codearse con james Bond? jajajaja

Trapiello dijo...

A mi me encantaria ver a James Bond!!!

Bego dijo...

Lila, si fuera Sean Connery, yo peleo hasta con el portero, pero este Bond no me gusta nada...