viernes, 6 de noviembre de 2009

Lujo para ricos, lujo para pobres

La tienda de Bulgari en Valencia tiene dos entradas. Por una puerta, se accede a una joyería de alto nivel, con guardia jurado; la otra puerta, da paso a la sección de complementos, bolsos, gafas, pañuelos, perfumes…. Los de Bulgari han bautizado este modelo de tienda como “twin store” porque se trata de dos tiendas juntas pero con públicos diferentes: por una puerta, entramos los que nos podemos gastar 120 euros en unas gafas de sol y por la otra, los que compran relojes o alta joyería. Lo más de lo más es el espacio reservado a clientes vip, una sala privada ubicada en el sótano donde se pueden comprar piezas exclusivas a salvo de miradas cotillas.
Ese tipo de tienda, que también está en Marbella, desmonta la teoría de que el lujo se ha democratizado. No es verdad que todos podamos comprar un collar de zafiros y brillantes de Bulgari. Lo que está al alcance de la mayoría es el perfume, no la joyería. Vamos, que el perfume sería algo así como el consuelo de los que no pueden comprar joyas.
Esta semana, Bulgari presentó su nuevo perfume, Blue II, en su tienda de Poeta Querol, acceso por la puerta de complementos, pero sin escatimar en lujo. Dos expertas llegadas de Madrid –hija sí, en Madrid es que tienen de todo- te acompañaban hasta el interior para invitarte a una cata de olores y descubrir los matices del nuevo perfume. ¡No me digan que no es sofisticado!
Sobre uno de los mostradores, en una bandeja de madera, ibas oliendo uno por uno cada ingrediente: extracto de pachulí, anís estrellado, ámbar y aroma de caramelo de violeta. Mientras, te agasajaban con champagne francés y con unos dulces de lo más originales preparados por Seina Cocotte: maíz tostado recubierto de oro, brocheta de mora, fresa y licor de cerezas y unas trufas de coco deliciosas. Ummm…
Salí de la tienda con el nuevo perfume cuidadosamente envuelto, dentro de una bolsa lujosa, y por un momento me sentí como Carmen Lomana tras llevarse media tienda de Dior. El collar de zafiros y topacios que luce Laetitia Casta en la publicidad del perfume y que tienen expuesto en una vitrina, ¡ay, qué cosa tan bonita! nunca será mío, pero el precioso frasco de perfume con tapón de plata personalizado es una pasada y como sustituto no está nada mal.
Loewe no entrada doble en su tienda, pero también ha puesto en práctica la teoría del lujo asequible. Por una parte ha abierto corners en El Corte Inglés, lo que le da acceso a las mujeres que no se atreven a entrar en las lujosas boutiques de la firma. Por otra, tiene una línea de bolsos que pueden ser tuyos a partir de 350 euros. Y para los ricos de siempre, mantiene las colecciones con pieles exóticas, como el bolso de avestruz mostaza diseñado por Stuart Vevers, el modelo “Calle” en tamaño XL, cuyo precio sobrepasa los 8.000 euros y que ¡oh sorpresa! me dijeron que contaron que ya estaba reservado para una clienta.
El corner de Loewe en El Corte Inglés de Colón abrió justo hace un año. Al principio, la tienda parecía metida con calzador en una zona de bolsos a 20 euros. Pero ahora está más integrada y me cuentan que funciona como un tiro. En el Corte Inglés más de una se siente como en casa; allí puedes cotillear los bolsos, preguntar el precio sin avergonzarte, pagar a plazos y hasta devolverlo si te arrepientes de la compra, ¡y nadie te mira con mal gesto!
Y hablando de El Corte Inglés, esta semana se inaugura en el centro de Ademuz la exposición "El Papel de la Moda a través de la historia", una muestra en papel y a tamaño natural que recoge la evolución del vestido femenino durante los últimos 4.000 años, organizada junto con Dimova, la Asociación de diseñadores más representativa de Valencia –y también crítica con la dirección de la Semana de la Moda- que preside Dolores Cortés. Además, con motivo del Primer Open de Moda de la Comunidad Valenciana, se celebrarán mesas redondas, desfiles y montón de actividades. Este finde también comienza el otro Open, el de tenis, megaevento que promete fiestas vip, invitados de relumbrón y mucho cóctel fuera de pista.

7 comentarios:

iamnotyetarockstar dijo...

El lujo en su máxima extensión, como lo conocemos (asociado a la exclusividad), nunca se democratizó... ni lo hará. Pero lo que es cierto es que hay lujos y exclusividades (cosas totalmente diferentes) al alcance de todos.

Lo de separar la tienda me parece una soberana tontería... pero lo de una habitación o sección más privada para alta joyería... por seguridad también... lo veo con mejores ojos.

Estaré atento a la exposición ;-)

Un saludo!

Marieta dijo...

El Open de tenis ha tenido poca tirada los primeros días, estaba más vacío...

Anónimo dijo...

De verdad que antes me gustaban mucho sus articulos, me parecia divertida, una forma de decir las cosas muy original, en fin era casi fan suya.
Su obsesión por la Semana de la Moda de Valencia y por el director resulta muy reiterativa y creo que debe ser un tema personal suyo.
Hablenos de moda, de cotilleos y dejese de meter en temas que no nos interesan y que probablemente no tiene contrastadas ambas partes.
Hay que ser ecuanime.

señor Don dijo...

La exclusividad nunca sera ecuanime a todo el mundo, mas que nada por que la propia palabra lo define, la separación de espacios una absoluta tonteria si no es como comentan mas arriba por motivos de seguridad, pues como todo en la vida tiene un precio los que lo pueden pagar y los que no.

por cierto que mal educado me presento soy un joven neuvoq ue desde hace ya un tiempo sigue tu blog de verdad enhorabuena

Banana Boing! dijo...

me gusta tu blog….esta practico y me gustaria que hicieras algun post sobre streets blogs o hables sobre blogs…vista el mio, acabo de lanzarlo y me encantaria que alguien lo visitara y comentara igual que yo con el tuyo
thanks! de adelantado

Felisberto Ruiz dijo...

Definitvamente la moda se democratizará pero el lujo no. Lástima. Me gusta tu blog
Besazo

srta a dijo...

la exposición tiene buena pinta, intentaré sacar algún rato para ir a verla.

Un beso!!