lunes, 20 de julio de 2015

Corrillos de política

La política rara vez ha sido tema de conversación en las fiestas de sociedad, a lo sumo hacías algún comentario para ponerles a caer de un burro y luego seguías con temas mucho más serios: el peinado de Doña Letizia, las rebajas de Chapeau, los beneficios de la electroestimulación para mantener a las piernas en su sitio…
Últimamente eso está cambiando, en los cocteles se habla de política, o mejor dicho se cotillea sobre los políticos. Vas a una fiesta y en los corrillos es habitual hablar de las últimas excentricidades de Rita Barberá, de la web que se ha montado Manuela Carmena, o del pipí que hizo en medio de la calle la directora de comunicación de Ada Colau. Dejo a vuestra elección decidir si esto se debe a que hemos convertido la política en espectáculo, a la irrupción en la escena de las almas podemitas, o a que últimamente hay más mujeres mandando en los asuntos públicos. Ojo, que la que elija esta última opción se la juega a que le llamen machista, retrograda, amargada, beata, carca y vete tú a saber qué más. Hay una cuarta opción: los cócteles atraen más a las almas peperas que a las podemitas, y como aquellas están cabreadas, se desquitan poniendo a caer de un burro a éstas.
Menos mal que encuentras a mujeres como las hermanas Fitera, que siempre te acaban hablando de un nuevo diseñador o te descubren que la fuente de inspiración de Miuccia Prada es Lady Duff Gordon. O Javier Monedero, de Dicoval, que te cuenta que ha estado en el nuevo club de Ferrán y Albert Adriá en Ibiza. Se llama Heart, no tiene teléfono de contacto, sólo se puede reservar en internet, y para acceder a la terraza llena de puestecitos de comida Street food tienes que soltar 80 euros, que no incluyen consumición, sólo te abren las puertas del local. No te cuento si te quieres quedar a cenar, son 150 por persona sin incluir la bebida. Y lo que son las cosas, hay quien está intentando reservar desde hace semanas sin conseguirlo.

De todos estos cotilleos políticos y noticias varias se habló en la última fiesta del verano en Valencia, la que montó el programa de TV Revista de Sociedad que dirige Iñaki Verchraege. Fue en la terraza de Tosca Llar y el dress code sugería ir de blanco y negro. La mayoría de hombres optaron por el blanco, con un total look ibicenco en lino, salvo Joan Soldevilla, con camisa negra. Entre las féminas, hubo de todo: vestidos de cóctel blancos fondo de armario, como el de la decoradora Amelia Delhom; mix de top negro de Armani y falda a topos de Carolina Herrera de Laura Fitera, el vestido de cóctel negro de Ana García-Rivera en contraste con la sonrisa más blanca y perfecta de la fiesta y el blanco roto discreto de María José Navarro, flamante nueva presidenta de la Asociación de Amigos del Museo de Bellas Artes San Pio V y un encanto de mujer. A la fiesta también acudió el joyero Antonio Romero, María Dolores Enguix con su marido Marcelo Soto, Angela Valero de Palma, Mercedes Fillol con su marido Vicente Pellicer, Amparo Lacomba, la doctora Luz Aguiló, el doctor Juan Antonio Murgui, el estilista Alfredo Esteve, con camisa blanca con pechera; el presidente del Club Moddos, Josep Lozano con Angel Garó, el empresario Vicente Macías, con sus hijo Jorge y Alberto; Rosa Lloret, Ana Joudí, de la Clínica Zahrawi, Carmen Pocoví, la fundadora de cafés Valiente, Celia Valiente, la diseñadora Hortensia Maeso, Mayte Monteagut, Pura Barber y los indumentaristas Alvaro Moliner, Carmen Asins y Margarita Vercher con sus hijos Alicia y Javier.
Bueno chicas, la temporada de verano en Valencia queda definitivamente cerrada hasta septiembre. Cualquier otro año hubiera dicho que la vida social se traslada Xàbia, Denia, El Perelló o el Mareny Blau. Pero este año no estoy tan segura. Quizás haya que buscarla en Morella o en Llíria, que es donde pasa el verano Mónica Oltra.

No hay comentarios: