martes, 14 de abril de 2009

¡Chicas al poder!

La emancipación de la mujer ha consistido, en buena medida, en la masculinización de la vida. A nuestras madres les enseñaron a ser eso, madres y esposas, y por el camino aprendieron a ser unas señoritas que debían “saber estar”, y eso incluía un vocabulario sin tacos, un cierto cuidado en el vestir y una cierta habilidad de atender y de relacionarse con los demás. Todo eso se perdió, porque pasó a considerarse machista, caduco y propio del antiguo régimen. Las chicas teníamos que aprender lo mismo que los chicos e ir a la universidad igual que ellos. Pero a nadie se le ocurrió que los chicos también podrían aprender a preparar el té, no decir tacos y salir de casa sin lamparones en la camisa.
La vida ha ido pasando, y vosotras me perdonaréis si lo que voy a decir queda un poco mojigato, pero me da la sensación de que a más de una quinceañera le vendría de perlas pasar un verano en un convento aprendiendo algo de modales y de feminidad. Porque hay que ver cómo visten hablan algunas, que parecen competir por ver quien es más mal hablada, quien enseña más tanga y quien tiene más mal gusto y menos finura a la hora de insinuarse al chico que le gusta.
Alguien debería adiestrarlas en el uso de las “armas de mujer”, algo que siempre hemos tenido y que no queremos perder. Y eso pasa por recuperar la feminidad y la coquetería; por vestir con gusto; por aprender que no es lo mismo insinuar que enseñar y que lo primero es más elegante y femenino que lo segundo. Pasa también por tomar conciencia de que atender bien a tus invitados y hacer la vida agradable a los demás no es cosa de mojigatas beatas, sino, simplemente, de mujeres.
Las cosas han llegado a un extremo en que, al parecer, sólo aquellas que rompen el corazón de un príncipe, tienen derecho explotar su feminidad sin ser tachadas por ello de antiguas. Porque hay que ver que femenina es doña Leti, qué forma de coger el bolso, de quitarse el pelo de cara o de sonreir.
En fin, que ya está bien de confundir liberalización con masculinidad, que nosotras queremos seguir siendo chicas y no marimachos, ni “tías” mal habladas que beben litronas y cubalitros mientras muestran a grito pelao un arsenal de tacos que compiten con el del más mal hablado de los sargentos chusqueros de antaño.
Pues bien, ese cambio puede que estén llegando a España, en otros países como Estados Unidos ya se dio hace tiempo. Y sirva como muestra un botón: esta semana, las chicas del colegio Cumbres organizaron un desfile moda que era la guinda a un programa en el que han aprendido a maquillarse, a vestirse, a caminar, a comer, a comunicarse adecuadamente y valorar su físico aunque no tengan las medidas de una top.
Durante varios meses, el grupo de chicas de entre 15 y 20 años, han recibido consejos de maquillaje y belleza en la Escuela Tevián; otra tarde, merendaron té con pastas en el Ateneo y les explicaron normas de protocolo en la mesa; otra, visitaron la redacción de la revista Tendencias y estuvieron con Maite Sebastiá y Angela Pla viendo cómo se produce una revista de moda; también recibieron consejos de nutrición y cómo han de alimentarse en época de estudio y recomendaciones sobre dietas sanas y deporte. El final del programa, que se llama “Pure fashion”, fue el desfile de este viernes, con ropa de Presen Rodríguez. Me puedo imaginar la tarde que pasaron las niñas eligiendo modelitos y probándose tacones y tocados, ¡qué divertido!
Subirse a una pasarela sin ser modelo y con tacones dos números mayores al tuyo tiene mucho mérito. De ayudarlas se encargó Carmina Durán, que dirige una agencia de modelos en Valencia. El desfile quedó genial, casi profesional, las chicas estaban guapísimas con los vestidos que eligió Presen, todos muy juveniles y femeninos. Vamos, que si no fuera por que tengo 40, me apuntaba al próximo ya mismo…

8 comentarios:

Kathy dijo...

Yo a mis diecisiete años sé lo que es esto, de hecho lo vivo continuamente, parece que si no dices taco y vas provocando a todo el que se pone delante tuyo no eres "guay" pero me da igual, no es que sea la más educada ni la que menos tacos diga, porque sí los digo pero no parezco una camionera recién venida de Texas; Hay cosas que son inevitables como soltar un "¡Joder!" o cosas por el estilo, pero sí entiendo que los jóvenes de España dejamos mucho que desear.
¡Un besito!

Cheap and Cool dijo...

Gracias por poneros al día de todo lo que acontece en Valencia, ua maravilla!besetes, Ann.

Marieta dijo...

Creo q tu post ha quedado un poco machista. Lo de ser buena anfitriona no debe ser cosa de mujeres sino también de hombres.
Lo del colegio éste de Vlc me ha recordado bastante a la famosa serie Gossip Girl, creo q en un colegio no tienen pq enseñar estas cosas a las chicas, están para otras cosas más importantes; da la impresión q las niñas bien de Vlc no saben en q emplear su tiempo, en mi época los desfiles se hacian para recaudar fondos para el viaje de fin de curso y se hacía on tiendas del pueblo (perdón pero soy pueblerina).
Muchas veces me gustan tus posts pero creo q este te ha quedado bastante repipi

Una seguidora

Carie Mercier dijo...

No está de más el tener nociones básicas al menos de protocolo y buenas maneras. Sirve para todo en la vida desde para conseguir un trabajo a mantener una amistad.
Un saludo

http://www.karysabeauty.com
http://bellezayestilo.blogspot.com

Begoña Clérigues dijo...

Marieta, reconozco que el post ha quedado cursi, pero en lo de machista no estoy de acuerdo, estoy harta de que las mujeres copien modelos masculinos. Lo de las niñas era una actividad extraescolar, como puede ser un deporte o cursos de cocina. No se trata de volver pijas a las niñas, sino de enseñarles protocolo, a saber llevar un tacón... lo que no implica que tengan que ir todo el día con tacones ni hablando cursiladas. Aprender es bueno!
Besos
Begoña

Mun Godoy dijo...

Considero que aprender siempre es bueno, sea lo que sea, pero dejar de decir tacos debería hacerse en general , del mismo modo que comportarse bien, soy chica y tengo 2 hermanos, y a los 3 nos enseñaron unos mínimos de saber comportarse, que es lo que le falta a la juventud de hoy en día. (Y tengo 26, tampoco es que sea tan mayor).

Felicidades por el blog y tranquila que los posts están para eso, para dejar tu opinión más sincera, si no faltas el respeto a nadie no te podrán de nada. Un saludo!
Te invito a que visites mis blogs:
www.fashionfanaticos.com
desdelmostrador.blogspot.com

Marieta dijo...

Primero q nada pedir perdón si he ofendido a alguien, no era mi intención.
Begoña, lo q me pareció machista fue en comentario de q las mujeres tienen q ser buenas anfitrionas, ya q creo q deben de serlo todas las personas. La actividad que me parece cursi no es la de protocolo precisamente sino la de maquillaje o desfilar ya q como comenté creo q en el cole hay cosas más importantes que enseñar y aprender.
Stoy muy a favor de enseñar protocolo, modales o como lo queráis llamar pero esas actividades me parecen un poco elitistas.
Besos a todas y no os enfadéis q mis comentarios no son mal intencionados
Muak

Begoña Clérigues dijo...

¡No tienes que pedir perdón, Marieta! Entiendo que es una opinión que puedes no compartir! Si además, lo divertido es que alguien discrepe...
Besos!
Begoña