jueves, 23 de septiembre de 2010

Para ver a los buenos hay que ir a Madrid

Dolores Cortés, Elisa Palomino, Francis Montesinos, Hannibal Laguna, Antonio Alvarado...todos en la Pasrarela Cibeles. Ninguno de ellos desfila en la Pasarela de Valencia… ¡qué cosas!

Pero en fin, corramos un tupido velo que en la Pasarela de Valencia hay mucha política y eso cosa muy seria, tan seria que hasta Belén Esteban parece dispuesta a presentarse a las elecciones.

El caso es que con la moda pasa un poco como con los toros: un torero no es figura hasta que no triunfa en las Ventas y un diseñador no es uno de los grandes hasta que no desfila en Cibeles.

Pues bien, este año la representación valenciana en Madrid ha sido de lo más nutrida: Dolores Cortés, que ya es veterana en estas lides, llegó después de desfilar en Miami con una colección de baño alegre, enérgica y sexy para el verano que viene. Color y estampados a tutiplén, como Francis Montesinos, que este año ha dedicado su colección a Ibiza, a la Ibiza más hippy con sus vestidos blancos y tejidos ligeros y estampados. El de Hannibal Laguna fue en su línea de siempre, con unos vestidos de fiesta que lucirán en la alfombra roja actrices como Paz Vega.

Quien no faltó al desfile de Dolores Cortés fue la modelo valenciana Mayte de la Iglesia, que acaba de sacar una mini colección de ropa con Women’secret. La firma seleccionó a cuatro blogueras españolas (¡¡¡dos son valencianas!!!) y les ofreció diseñar un look de lencería y corsetería, cuyas ventas se destinarían a la ONG que cada una escogiera. La minicolección de Mayte de la Iglesia es romántica y coquetona, como ella, y la recaudación irá para una ONG India. La otra valenciana, Carla Fuentes, una jovencísima ilustradora, ha diseñado unas camisetas ideales y la recaudación irá a la Casa de la Caridad de Valencia.

Bueno, y la sorpresa de este año en Cibeles ha sido el desfile de Elisa Palomino, otra valenciana que ha trabajado para Moschino, Dior, Cavalli… es vicepresidenta de Diane Von Fustemberg y acaba de desfilar en Nueva York con una colección años veinte que quita el hipo.

Total, que con tanta figura valenciana en las grandes pasarelas, puede que cualquiera de nosotras se vea un día con una invitación para ir a un desfile serio. Y entonces llega la sempiterna pregunta, ¿hija, qué me pongo? Porque claro, una no está preparada para algo así, allí codeándose con tanta fashion people, modelos altísimas y monísimas; peluqueros, maquilladores, estilistas y demás hombres con look y poses exageradamente afeminadas que parecen examinar hasta el tono del color de tus mechas.

Pues lo suyo es echar una ojeada al blog de Anna dello Russo, la editora de moda del Vogue japonés y dueña de un fondo de armario que ocupa un apartamento entero. Anna da los siguientes consejos: no mezclar distintos tonos de negro en zapatos, ropa o complementos, ya que cada material refleja el color de diferente forma; no llevar tejidos baratos o zapatos sucios porque los desfiles suelen ser por la mañana y la luz del sol deja a la vista todos los defectos de la ropa; usar poco maquillaje; jamás de los jamases llevar paraguas aunque llueva; vestir ropa de noche durante el día, no llevar bolsos grandes y si hay que elegir entre un buen zapato o un buen bolso, siempre un buen zapato con una pedicura perfecta; poco maquillaje si el desfile es matinal.

Doña Leti, que se acercó el viernes a la pasarela, siguió los consejos a pies juntillas: pantalón blanco, blusa rosa, poco maquillaje y taconazos. Ella, como es princesa y tiene chófer y guardaespaldas, puede dejarse el paraguas en casa, pero para el resto, vestir para un desfile en un día de tormenta es más complicado que ver mona a Belén Esteban, por no hablar del gasto inútil en peluquería.

Por cierto, para leer la edición nipona de Vogue no hace falta ir a Tokio. Tono Sanmartín siempre tiene el último ejemplar en su peluquería, y no es porque tenga clientas japonesas, no, es que para los amantes de la moda, el Vogue Nipón es una de las mejores ediciones de Vogue, incluso mejor que la italiana o la parisina. Que no se entienda el texto, es lo de menos, lo importante son las fotos, como en Hola.

3 comentarios:

Rbk* dijo...

Me encantaría ver un VOGUE japonés, tienes razón, que una imagen vale más que mil palabras. Perfecta crónica, un abrazo.

http://ladybeautydiary.blogspot.com

dfadf dijo...

Microsoft Office 2010
Office 2010
Office 2007
Microsoft Office
Microsoft Office 2007
Office 2007 key
Office 2007 download
Office 2007 Professional
Windows 7
Microsoft outlook 2010

Moncler Giacche dijo...

Although it be clear that an entry signed by the broker is not essential to the validity of a contract where formal bought-and-sold notes have been delivered, it is another question whether the broker's entry of the contract, Moncler Giacche signed by him, would be sufficient in the absence of sufficient bought-and-sold notes" (Law of Evidence, ii. 869,870). Formerly the entry in the broker's book was held to be the contract, the bought-and-sold notes being merely transcripts of it, but the rule has latterly been to place dependence on tho latter where they exist. Moncler abbigliamento " There is not," says Professor Bell, "m Scotland any necessity, as by the practice of England, for a signed note to be entered in the broker's book" (Hell's Principles, 89). Moncler presaè la scelta Where the name of the purchaser has not been communicated, the seller may withdraw where tho price is not for ready money, if he give speedy warning after inquiry into the condition of the purchaser. Moncler cappotti Ship-brokers are persons who undertake the management of all business matters occurring between the owners of vessels and the shippers or consignees of tho goods which they carry; such as procuring cargo or a charter for outward-bound ships, entering and clearing them at the custom-house, and collecting freight ou the goods which vessels bring into port.