jueves, 10 de febrero de 2011

Cóctel de Loewe y Yo Dona

¡Que difícil es encontrar el justo equilibrio entre cantidad y calidad! Ahí está tu fondo de armario discutiendo continuamente contigo sobre qué es mejor si colgar sólo una pieza nueva este año, o irte a H&M y renovarlo todo de arriba abajo. Es una eterna comida de tarro, ¿que es mejor mi Antonio que lo escogí porque era el mejor y ya me dura veinte años, o esos plastas que va cambiando mi amiga soltera a razón de tres por año, y que cuando empiezas a soportar a uno, va y te lo cambia y te viene con otro más tonto aún que el anterior?

En fin, lo dicho una eterna comida de tarro. Fíjate tú que mientras la Valencia Fashion Week preparaba los fastos para albergar un evento al que han asistido tropocientos mil blogueros anónimos en busca de fama, los grandes la moda como Thom Browne y Tom Ford presentaban sus diseños encerrados a cal y canto para que los viesen sólo cuatro gatos y vetaban la entrada a periodistas.

Tom Ford, el actual rey de la moda femenina, desfiló en su tienda de Nueva York y allí sólo entraron cuatro actrices famosas y un puñado de invitados pastosos; y las fotos estaban prohibidas hasta con el móvil. Thom Browne, el no va más de la moda masculina, hizo lo propio en una sala del hotel Westin de París, aunque al menos los fotógrafos pudieron entrar 10 minutos antes del desfile. Entre los invitados, mucho oriental con mucha pasta, las directoras de las revistas más internacionales y los jefes de las grandes tiendas del mundo; y entre ellos un valenciano, José Tamarit, dueño de Chapeau.

Hija, yo qué quieres que te diga; sacar una colección y presentarla en una sala encerrados, sin fotógrafos ni na de na, pues no sé me daría un poco de pena. Debe de ser como comprarte una colección entera de invierno de los zapatos de Prada y quedarte incomunicada con tu marido en un refugio de la nieve. Pero presentarla en la VFW y que no te vea ningún crítico de renombre internacional ni ningún jefe de compras de las grandes cadenas, pues también me daría un poco de no sé qué.

Lo difícil es el punto justo, ni más ni menos ni menos ni más, lo que toca: una docenita de novios primero y luego tu Antonio; unas cuantos jeans de H&M, unos vestiditos de TCN y un par de complementos de Prada o Loewe.

Por cierto, una monada el último bolso de Loewe, el May bag. Lo presentó este jueves en Valencia en un cóctel ideal organizado por la firma y la revista Yo Dona. Entre los invitados, Mayrén Beneyto, Consuelo Ciscar, Francis Montesinos, súper elegante con un traje gris cruzado, junto a su amiga Paola Dominguín; Marta de Diego, impresionante con un vestido rojo escotado y pieles, con su socia Pepa Martí; el joyero Vicente Gracia; David Lladró y Marta Aliño; Patricia Bonilla y Alfonso Roig, Cuchita Lluch, estilizadísima con un vestido de napa negro de Loewe; Verónica Montijano con su marido José Luis Vilanova; María Chuliá, de Hello; Presen Rodríguez y Maribel Cosme, Héctor Alegre, Blanca Fitera con su sobrina Blanca, Ángela Pla, Solete Royo, Lorena Tello, Amparo Aguirre, Guadalupe Roa, Alvaro López y Rosa Sanchís, la mujer de Javier Monedero. Vamos, todo Valencia.

Pepa Bueno, la subdirectora de Yo Dona, ejerció de anfitriona junto a Raquel Sánchez, de Loewe y Samary Fernández-Feito, de Unidad Editorial. Aunque predominaba claramente el sector femenino, los chicos estuvieron a la altura. Ahora que las pashminas ya forman parte del fondo de armario masculino, gracias a Marichalar, da gusto ver como cada vez la llevan con más estilo. Daniel Aristondo, director de Marketing de Loewe, llevaba una de seda de lo más pija, mientras que Montesinos y Vicente Gracia escogieron el clásico pañuelo al cuello, de lo más aristocrático; Marcos de la Fuente, delegado de Publicidad de Unidad Editorial en Valencia, no llevaba ni pashmina ni pañuelo, ni falta que le hace, porque tiene un estilo este chico…

En fin, el cóctel de Loewe estuvo en ese punto de equilibrio tan difícil entre cantidad y calidad: un número de invitados suficiente para no ir dando codazos ni pisotones, la música del DJ Luís Royo ni machacona ni aburrida, y el catering de Seina, elegante pero discreto.

8 comentarios:

Fabiola dijo...

jo.. debio ser genial!!!
Que envidia.. (sana!)
Besos enormes
http://ilmiopiccolocapricciobyfabiola.blogspot.com/

Street Watches dijo...

Supongo que todas las que fueron a la presentación del May Bag ya lo tendrán o lo habrán encargado, y en varios colores.

Píldoras de moda dijo...

Lo que cuentas de la fashion week de Valencia es interesante. A pesar de que me resulte imposible entender por qué en este país tenemos que tener n pasarelas en vez de concentrarnos en una con lo mejor de la industria española.

Mira, ya tengo idea para una entrada en mi blog :)

Besos.

Anónimo dijo...

Sin lugar a dudas una buena fiesta y algunas han mejorado mucho desde que tienen maridos estupendos.

Llaves de Valencia dijo...

Aquí te dejo mi post sobre Tom Ford

http://comprarterrenosolarnavelocalpiso.blogspot.com/2010/09/blog-post_15.html

Anónimo dijo...

Hola! leo en un blog que Maite sebatsià es exdirectora de Tendencias?? qué ha pasadooo??? sabes algo?? donde trabaja ahora??? cuéntanos a tus seguidores...

Begoña Clérigues dijo...

Si, Mayte es directa de Moda en Telva, me encanta, lo va a hacer fenomenal!
Besos

Diseño Web dijo...

Muy bueno!! Excelente nota!!!