martes, 16 de junio de 2015

Tripartito de eventos

Día intenso, el jueves pasado. Por la mañana se constituía la Mesa de Las Cortes. Si las elecciones son la gran fiesta de la democracia, la constitución de la Cámara, a juzgar por las fotos, es el resopón: besos, abrazos, sonrisas y ¡ale, cuánto nos queremos todos! Mañana volveremos a ponernos a caer de un burro, pero hoy somos todos colegas. Todos menos los del PP, que estaban allí como una novia plantada en altar: porte digno, sonrisa falsa y ganas de que se vayan los invitados para poder echarse a llorar en el sofá. Mención aparte merece Carolina Punset, más perdida que un cura en Pachá Ibiza, que buscaba Las Cortes en el Palau de la Generalitat, cualquier día de estos aparece por Alcoy buscando la Malvarrosa. Por la tarde, el Tripartito sellaba su pacto de Gobierno en el Botánico. Buen sitio para empezar un noviazgo, tiene el aire romántico de todos jardines pero con un toque científico-intelectual, que le queda bien a la izquierda.
La foto que publicó este periódico el viernes es buenísima: Puig y Oltra parecen dos novios firmando el acta de matrimonio. Los dos se miran con ojitos entornados; las manos se rozan, él se inclina levemente hacia ella para darle el bolígrafo; y ella, vestida de blanco, lo recibe con una gran sonrisa que irradia felicidad. Cuando se peleen, Ximo podrá mirar a Mónica con ojitos llorosos y decirle aquello de “siempre nos quedará el Botánico.”
Mientras el Tripartito declaraba su amor eterno entre árboles, el centro de Valencia se animaba con tres saraos: un cóctel en la joyería Rafael Torres, un desfile en el Ateneo y una fiesta en el Astoria, ¡toma triplete! El cóctel de Rafael Torres reunión a lo más granado de la sociedad valenciana para presentar su fichaje estrella de la temporada: las joyas Pomellato. La firma italiana abrió en 2005 en la calle Colón, pero años después cerró y Valencia se quedó sin punto de venta. Ahora vuelve por todo lo alto, con una exposición de piezas, muchas de ellas de alta gama, que se podrán ver hasta el 26 de junio. Al cóctel, servido por los Aliño, fue el doctor Murgui, Geni Torres y Eduardo Borso di Carminatti, las hermanas Fitera, Vero y Vicky Pons Soria, Jesús y Pepa Soriano, Javi Barcia, Elena García del Moral, Solete Arroyo, Piedad Barber, Pilar Barbería, Manuel Bellver, Susana Lozano y Fran Bolinches, Regina Moroder, Margarita Garín, Encarna Amat y la familia Torres al completo, con Rafael Torres y su mujer Arantxa Soriano de anfitriones.
Esa misma tarde, los fans del sushi disfrutaban como niños en la terraza del Ateneo Mercantil, lugar elegido el restaurante Miss Sushi para presentar su oferta gastronómica de la temporada con un desfile de ropa de Sita Murt. Entre los invitados, Blanca Fitera con su sobrina Blanca Crespi Fitera, Maribel Cosme, Amadeo Carboni, Omery Romero, Javier Edo, las hermanas Carola y Sandra Alegría, Ana Sebastiá, Verónica Jordá, Regina García, Pilar Ruiz y Cristina Fernández.
La semana dio para más eventos. El lunes, Murviedro montó un sarao en el patio del Museo L’iber para presentar los nuevos vinos de la temporada. Había puestecitos de show cooking y cócteles preparados con el nuevo cava de la bodega, Arts de Luna y con rosado frizzante. Entre los invitados, Ulises Menezo, de Tastem; Valentín Sanchez Arrieta, de Valen&cia; Javier de Andrés, de La Sucursal, Fernando Aliño, del grupo El Alto, Manu Manzano (DeCalle) y Vicente Patiño, de Saiti, además del equipo de la bodega Murviedro: Diego Talavera, Frank Hooij, Marc Grin, Xavi Solano y Roberto Martínez.
Por haber, esta semana hubo hasta eventos benéficos. El miércoles, el Casino de Agricultura celebró una cena a la que asistió mucho empresario de pro para apoyar a las asociaciones Latiendo juntos y Mamás en Acción. Bernd Knöller preparó un menú con Lluis Peñafort y Julio y Maribel Vilaplana ejerció de presentadora. La temporada de citas benéficas no ha hecho más que empezar. El jueves 18 de junio, Acova organiza un cóctel en La Hípica para recaudar fondos, ¡allí nos vemos chicas!

1 comentario:

Antoine du Cotôleng dijo...

Jo, el Dr. Murgui y las Fitera no se pierden una sarao...