lunes, 30 de noviembre de 2015

Divendres negre

Black Friday, Cibermonday, Shopening night… ¡Oh, my God! what’s this? Money, money and más money. Y nuestras nóminas tan escuálidas como siempre. Alguien debería sacar una ley que imponga una paga extra para compras de diciembre. ¡Toma que idea le acabo de dar a Mónica Oltra! Ella, que es mujer y coqueta, lo entenderá y sería puntazo, toda una innovación. Compromís llenaría los titulares en toda Europa. Podrían llamarle el shopping salary, bueno no, mejor en valenciano: paga per a compres. Y ya de paso cambiar esos anglicismos: divendres negre, ¡uff qué mal suena!, ciberdilluns y nit de compres. Fantástico, eso sí que sería promover el valenciano fuera de nuestras fronteras y no lo de Vicent Marzà dando en Bruselas una conferencia en valenciano, mientras los oyentes debían de estar mirándose con cara de póker.
Mientras Mónica prepara va haciendo trámites, nosotras trataremos de alargar nuestro sueldo sin llegar a quemarlo antes de que llegue la paga extra, que esa ya está amortizada con las compras de Navidad y Reyes. Con lo que nos queda, después del Black Friday, tenemos que hacer frente a cibermonday, y aún hay que guardar algo para la shopening night que este año es el 3 de diciembre, las ventas privadas que comenzarán de un momento a otro, y el día 10 la Noche de Navidad de la Asociación Valencia Excellance, (antes Dos Aguas Luxury Shopping), y así hasta Navidad.
La semana que viene habremos quemado la paga extra que todavía tardará días en llegar. Entonces respiraremos, pero sólo unos días, que pronto llegarán las compras de Navidad y Reyes, ¡madre mía, vamos a necesitar una semana de balneario para reponernos! Esta ha sido la semana del negro.
Del Black Friday fuimos al Black taupe, que es el nombre que ha elegido el interiorista Carlos Serra para su nueva colección de El Mercader de Indias. La presentó el jueves, y se llama así porque se basa en dos de sus colores preferidos: el negro y el taupe. El taupe es un color difícil de definir, tiene matices que van del gris piedra al verde militar, pasando por el gris topo e incluso alguna pincelada de marrón. En fin… un color que para nuestros chicos sería un gris vulgar y corriente porque son incapaces de ver la diferencia entre un blanco roto y un blanco hielo.
A la cita de Carlos Serra, que ejerció de anfitrión con Victor Nebot, Manuela Morales y Arantxa Fernández, fueron más de doscientos invitados. Entre ellos, Jose María Colonques, de Porcelanosa, Blanca Fitera, los diseñadores de Siemprevivas, Adrián Salvador y Lucas Zaragosí, Alejandro Resta, Patricia Montoro y Manolo Peris, los joyeros Argimiro Aguilar, Vicente Gracia, Joaquín Berao y Guillermo Martorell con Mamen Puchades de Sie7e Jewels Gallery, Mayrén Beneyto, Pablo González Carrau, Reme Hidalgo, Amparo Mortes y Vicente Lacomba, Yolanda Yturraspe, los artistas Jarr, Horacio Silva y Paco Seoane, los arquitectos Jorge Belloch y Arantxa Pérez de Estudio en Blanco, la blogger Greta Borrás, Encarna Roig de Acosta, los doctores Juan Antonio Murgui, Andres Llobell y Amparo Ortuño de Clínica Rahhal, el estilista Rafa Moreno, los empresarios Vicente García, Javier Monedero, Claudia Peris de Dodici, David Escolá, Gonzalo Bayona, Lola Vega, Antonio Madrigal, Emi y Noelia Tomás, Laura Lleó, Susana Camarasa, Teresa Cuadrado, Irina Manglano y Quico Catalá, o César Kramer.
Hubo música en directo de la cantante Josephine Sweett, jamoncito y vino del bueno, mucha gente guapa y un montón de piezas bonitas: alfombras, sofás, camas, complementos, lámparas, todo perfumado con la colección de velas aromáticas de Baobab, que recrean perfumes exóticos de China, las estepas rusas o las pirámides de Egipto.