lunes, 9 de noviembre de 2015

Ecoalf y otros casos de éxito

¿Qué tiene que ver la moda con el reciclaje de residuos?, en principio lo mismo que la velocidad con el tocino, porque a ver cómo demonios utilizas los restos de la basura para hacerte algo mono que no desentone en tu fondo de armario y que no vayas dando la nota cada vez que te lo pones. Pues bien, hay una firma que ha invertido una pasta en I+D para convertir el plástico en hilo y a partir de ahí hacer cazadoras, bañadores, bolsos… Lo que hacen es revertir un proceso industrial. Para la que no lo sepa, uno de los usos del petróleo es lo que llaman polímero, de ahí se puede sacar hilo de nylon. Pues bien, las redes de pescadores, por ejemplo, se hacen con ese polímero. Ecoalf, que es una firma de moda, coge esas redes de pesca abandonadas, las corta hasta convertirlas en pequeñas pastillas de polímero, que pasan a ser hilos de nylon con los que se confecciona el tejido de los plumas, chalecos, mochilas o gabardinas, todas impermeables. Hacen lo mismo con neumáticos viejos, botellas de agua… Incluso el poso de nuestros cafés de la mañana pueden servir para algo más que para ensuciar los fregaderos. Ecoalf los seca y muele hasta el tamaño nano-polvo. Este polvo se convierte en gránulos para mezclarse con polímeros de poliéster reciclado con el que se crea el hilo. El resultado es un tejido suave, ligero, flexible y transpirable.
Bueno, chicas no os cuento más rollos, lo que tenéis que hacer es pasaros por Hannover y Wolf, las tiendas de Luis Bodes, y ver la colección de Ecoalf. Las cazadoras son ideales y en los ambientes bien de Madrid están causando furor. Esta semana estuvo en la tienda de Javier Goyeneche, el fundador de la firma, presentando la colección. Allí estuvieron Federico Varona, Santiago Marco, distribuidor de la firma, con su mujer y su hermano Javier, un chico que se parece a Van Gogh pero siete veces más alto, Lola Piquer y Gonzalo Bayona, Jose Manuel Ferrer, Consuelo y Teresa Badía, Sara Monterde, Fernando Perez Narbón, Nacho Faus, Jose Manuel Zaragozá, María Aymerich, Cristina Fernández y Antonio de Gregorio.
Juan Vidal es otro joven empresario de la moda. Ha ganado dos veces el premio de Madrid Fashion Week a la mejor colección y en lo que va de año el premio Nacional de Moda del Ministerio de Cultura y el T de Telva al mejor diseñador. Aun así Vidal no tenía ningún punto de venta en Valencia. Y mira que tiene vestidos ideales de la muerte. Bueno, pues por fin una tienda valenciana ha apostado por él. Lila Albanozzo ha traído a Il Baco da Seta su colección de invierno, de lo más romántica, con vestidos rosa empolvado, tejidos lánguidos y fluidos y estampados florales muy femeninos. El jueves Juan Vidal acompañó a Lila en la presentación. Allí estuvo Josep Lozano, Juan Antonio Rodríguez Roca, Lourdes Luz y John Henao , David Cantó y Beatriz Maset, Arantxa Estellés y Mamen Puchades, Luz Aguiló, Amparo Ortuño, Alfredo Esteve, Sefa Ferrer, los joyeros Antonio y Pablo Jordán y Juan Antonio Murgui.
Otra trayectoria imparable es la del cocinero Valentín Sánchez Arrieta. Abrió el restaurante Valen&Cía, después Al Tun tún y esta semana ha inaugurado Jockey, un nuevo concepto de gastrobar y club de copas en un edificio de Ruzafa en Reino de Valencia 79, con una decoración súper chula de Nacho Moscardó y cócteles de Pau Castillo. La inauguración fue el jueves y reunió a un montón de gente guapa: el arquitecto Ramón Esteve con su novia Isabel Rincón de Arellano, Mayte Burgos, Esperanza Vila y Carmela Moret, Vanessa Fayos, Beatriz Soriano, Sandra Macovescu, Rocío Royo, Borja Martos, Jaime Roca Noguera, Nacho Moscardó, Mamen Puchades, y Vi Plamblanco.

No hay comentarios: