lunes, 22 de agosto de 2016

Agujero negro

La Comunitat Valenciana es como un gran agujero negro para el famoseo: se sabe que existe, pero nadie se acerca. Algunos traen aquí sus megayates, los dejan en Denia, en Alicante o en la Marina Real, pero de los armadores ni rastro. Esto es solo un punto de paso camino de las islas. No hay noticias nuestras en Hola y apenas se nos menciona en los programas del corazón, donde a los famosos le gusta alardear del sitio donde pasan sus vacaciones, porque entienden que de alguna manera se sienten identificados: pastoso aspirante a hippy, si veraneas en Ibiza o Formentera; más tirando a pastoso en Ibiza, y más a hippy en Formentera; pastoso clásico, si vas a Marbella; gente bien de toda la vida, elegante y discreta, si estás en Mallorca.
Pero, ¿qué saben los seguidores del corazón, que son legión, de Denia, Altea, Xàbia o Benidorm?, poca cosa. Una tierra de la que todos hablan bien, pero que apenas pisan los paparazzi porque nadie busca aquí una foto. Aquí el único famoseo es el de los políticos, que antaño tenían cierto glamour, pero que ahora tienen menos que una riñonera del chino. Así es que mientras otros buscan a Froilán o a Paris Hilton, nosotros buscamos a Ximo Puig y a Mónica Oltra.
Nadie ha hecho nunca nada por atraer al famoseo a nuestra costa. Si no se hizo en los tiempos de Camps, con lo que a él le gustaba estar rodeado de glamour, poco cabe esperar que alguien vaya a hacerlo ahora. Claro que la vida te da sorpresas, y quién sabe, a lo mejor algún día, alguien descubre que la foto de Kate Moss en una cala de Xàbia o cenando en una terraza de Altea puede impulsar ese turisme de qualitat del que venimos oyendo hablar toda la vida y al que parece que no acabamos de abrazar. Y quién sabe si algún día veremos a Mónica Oltra fotografiándose con George Clooney en la Malvarrosa. Eso sería la bomba. Las huestes peperas se morirían de indignación viendo usurpado su papel y maldiciendo la hora en la que no lo hicieron ellos.
Localizado Ximo Puig en Xàbia, la cosa no dio para más; quedaba el reto de encontrar a Mónica Oltra tostándose al sol en alguna de las playas valencianas o saliendo del agua con bañador sexy, como Aznar en sus tiempos de Les Platjetes de Oropesa. No pudo ser. Pero sí que la vimos en el Hotel de la Playa de Pobla de Farnals, una de las terrazas más glamourosas de la costa valenciana, en el que ya se han dejado ver actores como Miriam Díaz Aroca, María Luisa Merlo, Juan Muñoz, de Cruz y Raya, Verónica Forqué, cantantes como Ricky Martin y algún ex ministro. Oltra estaba de trabajo, con Francesc Colomer y el alcalde de la Pobla Enric Palanca.

Hablando de actores, Juan Echanove y su mujer, la valenciana Cuchita Lluch, están en Argentina después de viajar a México, donde el actor ha grabado una serie radiofónica. Anoche cenaron con Dario Grandinetti (El lado oscuro del Corazón, Hable con ella) y su nueva novia, Pastora Vega, la ex de Imanol Arias.
Por Xàbia también se ha dejado ver estos días Gabriela Palatchi, la hija del dueño de Pronovias. Gabriela ha venido directamente de su luna de miel, que ha durado casi un mes, invitada por los diseñadores Adrián Salvador y Lucas Zaragosí, con los que ha colaborado en la colección de bolsos Onesixone.


En fin, chicas, al verano le quedan cuatro gintonics. La foto de portada del Hola da para animar un par de ellos. Ahí está Isabel Preysler, la mismísima encarnación de Dorian Gray: joven, deportiva, tan aseadita ella, abrazada a su chico como una quinceañera. A su lado, el viejo Vargas Llosa parece mucho más mayor que ella. El culto al cuerpo frente al culto al intelecto. Y para más Inri, el primero en una imagen de mujer y el segundo en el de un hombre. Ahí lo dejo.

No hay comentarios: