lunes, 8 de febrero de 2016

San Nicolás

Dicen que si vas tres lunes seguidos andando, en absoluto silencio y rezando, desde tu casa a la Iglesia de San Nicolás, se cumple el deseo que hayas pedido. ¡Quieeetas!, que os conozco; no vale pedirse la colección entera de Chapeau. No, tiene que ser un deseo inmaterial, que los santos no están para frivolidades. San Nicolás siempre ha sido una de esas joyas que los valencianos no acabamos de poner en valor. Entrabas y te asombrabas viendo el techo y las paredes, pero todo estaba oscuro, como si le faltase una luz que no podían darle el sol ni las bombillas. Así ha estado durante años, hasta que Hortensia Herrero se preguntó un día si no se podría hacer algo para resaltar esas pinturas. Habló con quien tuvo que hablar y le dijeron que la solución era compleja, que había que restaurar casi todo el templo porque había grietas en el techo por las que se filtraban humedades, cristaleras rotas y la fachada hecha una pena. Hortensia debió de pensar que ya iba siendo hora de que alguien hiciese algo por el bueno de San Nicolás. De eso hace siete años, cuando casó allí a una de sus hijas.
Y se puso manos a la obra. Primero arreglaron la parte arquitectónica y luego las pinturas. Esta semana hemos visto el resultado: la han bautizado como la Capilla Sixtina Valenciana. Y la verdad es que es una pasada. Es como si un modisto coge un vestido de Balenciaga que está muerto de pena en el armario de tu madre, mal planchado y amarillento, te lo arregla, te lo pones y de pronto lo ves con todo el esplendor que tuvo en su día. El jueves, lo más granado de la sociedad valenciana estuvo la Iglesia de San Nicolás para la puesta de largo de la restauración. Allí estuvo nuestro Alcalde Joan Ribó, el delegado de gobierno Juan Carlos Moragues, la directora general de Cultura y Patrimonio Carmen Amoraga, y toda la familia de Hortensia: Juan Roig sus cuatro hijas y yernos; también el arquitecto Carlos Campos y Pilar Roig, responsables de la restauración, el Párroco de la Iglesia Antonio Corbí y el Cardenal y Arzobispo de Valencia Antonio Cañizares. Para la ocasión, Hortensia llevó un traje chaqueta negro de Marta de Diego de crepé de lana italiano combinado con gasa, un conjunto muy de ceremonia que según la diseñadora utiliza para este tipo de celebraciones. Como se suele decir, elegante pero discreto. Vamos, como San Nicolás, que ya lleva ahí siglos siendo lo más elegante de Europa sin hacer ningún tipo de ostentación ni alarde.
Después de la misa, Hortensia invitó a un cóctel cerca de la Iglesia a los más íntimos, como el presidente del Valencia Basket, Vicente Solá, el empresario Miguel Burdeos con su mujer Amparo Andreu, Carmina García Petit, muy amiga de los Roig, Emilia Segura, el joyero Vicente Gracia, la diseñadora Marta de Diego y su socia Pepa Martí, Mayrén Beneyto, María José Albert, María José Navarro, Maríangeles Fayos, del Teatro Olympia, María José Pechuán y Ana Peris, entre otros.
Bueno, pues eso chicas, que la que no haya ido nunca, ya tarda en hacerlo. Vale la pena. Y si eres de las que creen en los milagros de los santos, pues ya sabes. Mañana es lunes, sales de casa y te vas para allí. Ten en cuenta que no puedes hablar con nadie, así es que si te cruzas con el mismísimo Brad Pitt, tú a la tuya, vista al suelo y a caminar. Claro que si en vez de Brad es la típica amiga pesada del colegio, a ver qué haces. Tú callada, y ella dale que te pego, y tú que te vas y ella que te mira como diciendo será estirada la muy pava. Pero da igual, no cedas a la tentación, todo sea porque se cumpla tu deseo. Quien sabe, quizás esta semana el Santo esté más generoso de lo normal.

No hay comentarios: