lunes, 30 de octubre de 2017

Noche loca de tiendas

Las shopening night son ya un clásicos de las grandes ciudades del mundo, Valencia entre ellas. ¿La razón de tal éxito?, que le pregunten a Platón.
El mejor antídoto contra la depresión femenina es una tarde de compras. Eso cura todos los males. Alguien debería escribir un libro que se titulase: “Más compras y menos prozac”. Lo intentaron con Platón, pero es más difícil levantar el ánimo con la idea de una falda, que teniéndola entre las manos mientras haces cola en la caja para pagarla. No es lo mismo buscar la esencia de los zapatos, en lo que subyace en todos y cada uno de ellos, que coger unos cualesquiera, probártelos y verte monísima de la muerte.
Pero hay algo aún mejor que una tarde compras, es una noche de compras. ¡Ay, Platón, Platón, tú y tus ideas! A ver cómo compites tú contra una shopening night como la que hubo en Valencia el jueves por la noche. Más de 200 tiendas del centro de la ciudad, desde Jorge Juan hasta Cirilo Amorós, abrieron de las ocho a las doce de la noche. Muchas de las calles se cerraron al tráfico y se escuchaba música por cada esquina: una banda de swin en la calle Colón, el grupo the lighters en Conde Salvatierra, DJ’s en Don Juan de Austria y Jorge Juan, actuación de jazz en Hernán Cortés y un concierto en el escenario que se montó en la Plaza los Pinazos con la banda de Patricia Roca. Hubo hasta treinta actuaciones y una charanga que animando desde el bus turístico, por si alguien no se había enterado de la juerga.

Pero hay algo aún mejor que una noche de compras, es eso mismo pero con rebajas. ¡Buah!, eso sí que deja K.O. a Platón en este peculiar combate por levantar el ánimo de una mujer, incluso de algún que otro hombre. Muchas tiendas de ropa colgaron carteles anunciando descuentos del quince, veinte y hasta treinta por ciento, lo cual en esta época del año es todo un reclamo para nuestros escuálidos fondos de armario.
En muchas tiendas agasajaron con vino, cava, trufas, chuches en un Candy bar y hasta cócteles. En otras daban palomitas, refrescos, mojitos y cervezas. Vamos que entre la bebida, los descuentos y los regalitos que te daban por comprar, más de una acabó con diez bolsas en la mano y llegó a casa con la sensación de haber pasado la mejor noche loca de su vida.
Los fans de la seria Galerías Velvet hicieron cola en la tienda de Movistar en la Plaza del Ayuntamiento. Allí se montó una exposición de trajes de la serie con actores caracterizados de época, recreación de centros comerciales y regalos para los que se animaron a comprar.
La ruta más transitada fue la de Jorge Juan, Cirilo Amorós, Hernán Cortés y Mercado de Colón. Por allí se dejaron ver Reme Hidalgo, Santiago Castell, Mª Dolores Pérez-Lis, Jose Vicente Tello, Cristina Pérez-Broseta, Begoña Albert, Javier Ortiz, Mª Teresa Martínez-Durbán, Lourdes Vañó, Mª Dolores Enguix, Marcelo Soto, Guillermo Martorell, Mamen Puchades, David Escolá, Raquel Forte, Fernando e Ignacio Aliño, Miguel de Vicente, Manuel Navarro, Mónica Barceló, Iñaki Verschraege, Miguel Miró, Donís Salvador, Susana Gómez-Luzón, Josep Lozano, Lluís Nadal, José Morales, Aline Mataix, la cantante Sandra Polop, Oscar Forés, Carles Chova, Carles Villeta, las Falleras Mayores de Valencia Clara María Parejo, José García Barrachina de Bodegas Chozas Carrascal e Inma Aznar.

Los influencers también tuvieron su hueco en la Shopening Night: Mr. Daqui, Mavi Trapos, Nuel Puig, Marta Handrich, Carmen Poveda y Judith Mas.
En el Mercado de Colón, la diseñadora Belén Fernández organizó una perfomance en la que participó la blogger Judith Mas. Entre el público, su madre Rosa Fenollar, Coté Soler, Yeray de Benito, Javier Martínez, Juana Camps, Tó Campos y Jorge Gascó.
Como dice Maribel Cosme, presidenta del Gremio de Comercio Textil, la Shopening Night Caixa Popular es una oportunidad para descubrir nuevos espacios y rincones de moda, con la calma y el ambiente necesarios para hacer que el placer de comprar sea también el de conocer a sus protagonistas. Y así pasó la shopening night de otoño. Esperaremos impacientes a la de primavera, mientras Platón se recupera del susto.

Pie de foto: Almudena Martí, María Jesús Villanueva, Patricia Vilarroya y María Cosín en la tienda de Wolf